Viernes 22
Marzo
2019
20º C / H 54
BS AS

Opinion

La construcción y el sector inmobiliario se meten en el mundo de las redes sociales

02/08/2016 - Si bien 3 de cada 10 empresas tienen una persona full time como "community manager", la industria más movilizadora del país se actualiza

BUENOS AIRES.- La Argentina está entre los países que más tiempo dedica a las redes sociales: promedia las 4,3 horas por día, según datos del estudio "We are social" del Global Web Index.

Además, cerca del 60% de la población tiene cuentas activas en las principales comunidades online, es decir, unas 25 millones de personas. De ahí que el 95% de las empresas tenga presencia en ese canal, según el informe "Redes sociales, el detrás de escena" de la Asociación Argentina de Marketing (AAM) realizado entre 164 compañías locales.

Sin embargo, estar no supone ocuparse: seis de cada 10 empresas no tienen un community manager (CM) interno full time. 

Según la Asociación Argentina de Marketing, el 95 por ciento de las empresas tiene al menos algún perfil en una red social

¿Qué quiere decir? Que para las grandes y medianas empresas, aún no es momento de crear un puesto de jerarquía para quien maneje nada menos que la imagen y la comunicación ante miles o millones de potenciales clientes, aspecto clave por la magnitud que afrontar una empresa.

Y en el sector de la construcción, las nuevas tecnologías quedaron en el tiempo. Sin embargo, cada vez son más las empresas que apuestan a comunicar en las redes sociales, comercializar sus productos y dar a conocer sus promociones con campañas planificadas en los medios sociales.

En medio de un fuerte parate económico, la construcción, el real estate y el sector inmobiliario ya no pueden no tomar en cuenta un canal de comunicación donde la imagen de una empresa, la promoción de un producto, la reputación y la comercialización de sus servicios no pase por la plataforma más activa del momento, tanto en Argentina como en el mundo.

Según la Asociación Argentina de Marketing, el 95 por ciento de las empresas tiene al menos algún perfil en una red social. Ahora, es tiempo de analizar cómo explotarlo. 


Compartí esta nota