Martes 15
Enero
2019
º C / H
BS AS

Opinion

Dos especialistas te cuentan los consejos para tener tu vivienda prefabricada como corresponde

09/11/2015 - Hablar de viviendas prefabricadas es sinónimo de desconfianza, estafas y desilusiones con el techo propio. Pero se puede

ARGENTINA.- Partimos de un punto fijo: Una casa de cemento es infinitamente más cara que una de madera y construcción en seco. Y si bien la segunda opción es mucho más accesible, lógicamente tiene menos prestaciones que la construcción tradicional.

Sin embargo, pese a que la casa prefabricada está estrechamente ligada a casas en mal estado, mal terminadas, denuncias, estafas y desiluciones, es posible emprende el sueño del techo propio con el mejor final feliz posible.

Para eso, InformeConstrucción reunió a dos especialistas que aportaron su conocimiento para que, poder acceder a un techo propio, accesible y profesional, no sea una misión imposible.

Diego Ranalli, arquitecto, si bien reconoce la diferencia en estándares de calidad entre construcción húmeda y seca, es posible sacar el mejor jugo a una vivienda prefabricada o industrializada.

Y enumera algunos consejos que son vitales:

En primer lugar, al acercarse a una empresa de este tipo, siempre prestar atención a que todo lo ofrecido figure en el contrato, tanto en letra grande como chica, y no firmar nada hasta tanto llevarse la documentación para poder leerla con tranquilidad y en compañía de un abogado en caso de ser posible.

También corroborar que el presupuesto detalle qué incluye y qué no incluye, para no sorprenderse luego con una casa a medio terminar. Es aconsejable, además, tomarse el tiempo para averiguar experiencias anteriores de la empresa, clientes, ver en vivo una vivienda desarrollada por ellos, entre otras cuestiones.

Facundo Jerez, gerente de Ventas de Los Lapachos, una pyme desarrolladora de membranas y de constante relación con empresas del sector, aconseja ante nada buscar a la empresa más calificada al respecto.

"A veces es muy usual que algunas empresas del rubro arman estas viviendas con materiales de poca calidad, que sumado a mano de obra no calificada, hasta que nuestro hogar en poco tiempo se convierta en una pesadilla", aconsejó Jerez.

Si bien no es fácil, hay que intentar averiguar todo lo posible sobre la empresa y, como consejo excluyente y vital, entender que si la mano de obra empleada y lo materiales no son los mejores, el producto final no será el óptimo. 

Teniendo en cuenta viviendas ya realizadas, que los materiales sean de calidad y comprobando que el paso a paso de la construccíón se desarrolle con el mayor control posible, es posible poder disfrutar del techo propio.


Compartí esta nota