Sábado 25
Mayo
2024
12.2º C / H 46
BS AS

Mundo

¿Será posible realizarlo en la Argentina? en México presentan el proyecto construcción sin corrupción

16/08/2017 - En México presentan plataforma que busca terminar con la corrupción en la obra pública.

MÉXICO.- El pasado viernes 11 de agosto Demo.Lab (Laboratorio Democrático), en conjunto con el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México y el movimiento Nosotrxs, lanzaron la campaña #ConstrucciónSinCorrupción, que tiene por objetivo disminuir la corrupción en la industria de la construcción a través del impulso en la actualización, la profesionalización y la exigencia de transparencia dentro del proceso de construcción, disminuyendo así el alza en los precios de venta y renta de los inmuebles en la Ciudad de México entre otras cuestiones.

En enero de 2017, el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México publicó un posicionamiento respecto a los índices de corrupción en la construcción identificados en la Ciudad de México. A partir del comunicado, Demo.Lab se dio a la tarea de realizar un diagnóstico sobre el panorama de la corrupción en la construcción, el cual se dio a conocer el día de la presentación.

Ante la situación, la asociación vio viable realizar una campaña para crear una ciudad libre de corrupción en la construcción. La industria de la construcción es de las industrias más susceptibles para caer en un acto de corrupción, debido a la cantidad de variables al momento de solicitar una licencia de construcción. A este respecto Demo.Lab encontró que según el INEGI en su Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE) 2016:

  • Las empresas mexicanas perdieron 1,600 millones de pesos por actos de corrupción. (0.56% del PIB nacional)
  • El 64% contestó que los actos de corrupción que realizan son para agilizar trámites. El 34% para evitar multa .Y el 30.7 % para obtener licencias.

Es así como Demo.Lab encontró que los costos de la corrupción en la construcción se hacen evidentes de diversas maneras. Por mencionar algunas: desincentiva la inversión extranjera, crea mayor desigualdad de oportunidad de trabajo, aumenta la falta de competitividad, crea oligopólios, entre otras. Lo anterior se manifiesta en un malestar directo en la ciudadanía, generando incertidumbre a la legalidad de inmueble a adquirir, se disparan los precios de venta, se sobresatura la infraestructura existente y existe bajo control de la calidad de la construcción.




Compartí esta nota