Sábado 07
Diciembre
2019
23º C / H 35
BS AS

Mundo

Vivienda: ¿Qué es mejor comprar o alquilar?

27/11/2019 - La vivienda es un tema especialmente delicado y muy importante. Debe tomarse en cuenta en esta época tan difícil que atraviesa el mundo inmobiliario. Aunque desgraciadamente la economía a nivel mundial es inestable, y muchas veces los precios son inalcanzables. Por lo tanto, ¿qué es mejor alquilar o comprar una vivienda?

¿Qué es mejor comprar o alquilar una vivienda?

Regularmente la pregunta que nos hacemos es ¿compro o alquilo? y más ahora con los precios tan altos en los alquileres y las financiaciones demasiado ventajosas a favor de las entidades bancarias. 

Esta decisión se trata de una de las más importantes en la vida de las personas. Comprar no es fácil, la decisión no radica simplemente en elegir lo que nos gusta. Hay que tener por lo menos una idea de qué tipo de construcciones son las más adecuadas para nuestro tipo de vida, los materiales con los que están hechos, los años que tiene el inmueble. Así como los materiales con los que se les ha dado el terminado.

Asimismo, los estados de cargas son de lo más importante. Por eso, es primordial mirar si la casa o piso tiene deudas o no las tiene. Esos adeudos que se ponen en los contratos con letras pequeñas. Incluso averiguar los gastos generales que se van a afrontar una vez adquirido el inmueble e incluso las posibles derramas.

¿Por qué optar por comprar? Lo que muchas personas hacen es buscar opciones de compra porque el precio del alquiler es tan alto que compensa más pagar una hipoteca que un alquiler. Pero, al ser dos mercados tan diferentes es importante tomar en cuenta lo siguiente. 

Acceso a la vivienda 

Para poder comprar definitivamente debes tener ahorros. Anteriormente las hipotecas cubrían el 100% del valor total del inmueble, ahora ya no cubren ese 100% y además los trámites también llevan un gasto. Esta situación de precios altos, dificultad para acceder a una financiación y la falta de ahorros hacen aún más complicado adquirir un inmueble. 

No menos difícil está la cuestión del alquiler. Este punto también tiene un desembolso inicial que muchas veces no tomamos en cuenta. Principalmente debido a las famosas fianzas y los meses por adelantado, los pagos mensuales  de los servicios, entre otras cosas. Pero el dinero que se necesita para comprar, no es igual al que se necesita para alquilar.

Riesgos

Actualmente las tasas de interés bancarias están en mínimos históricos por lo que ayuda a que las cuotas de las hipotecas también se mantengan bajas. Pero hay que tener mucho cuidado al comprar porque ahora mismo es atractivo, pero con los créditos hipotecarios variables tarde o temprano, éstos se irán hacia arriba.

Lo que sí es cierto, es que al decidir alquilar nuestro inmueble cuando ya está totalmente pagado terminando los 20, 30 o 40 años de financiación del inmueble, es momento de obtener beneficios de él. 

Consejos a tomar en cuenta cuando decidas comprar o alquilar

Lo recomendables es hacer bien los cálculos cuando vamos a comprar un inmueble, y sobre todo prever la cantidad de cuota mensual que se pagará en caso de que las tasas suban. Ya que de lo que se trata es que ese pago mensual al final sea una inversión que ayude a financiar nuestros proyectos personales.

A la hora de comprar hay que tomar en cuenta nuestras posibilidades económicas y nuestra perspectiva de vida. Ya que al adquirir en compra se necesita de entrada un buen desembolso y una deuda a largo plazo, el famoso pago de la hipoteca, el cual puede afectar nuestros proyectos profesionales o personales.

Al decidirse por un alquiler, se está previendo si cambiamos de ciudad o de trabajo, en ocasiones estamos quizá accediendo a una vivienda que no podríamos comprar por su ubicación o características. Esto también cambiará si se tiene una vida un tanto más inestable.

Cualquier opción es buena, siempre que sea analizada a profundidad para no causar alteraciones económicas que puedan llegar a ser fatales. Si la decisión es comprar no se debe uno comprometer a pagar más del 30% de los ingresos brutos anuales

La decisión que se tome debe basarse en las circunstancias y valorar los planes a futuro para poder tomar la mejor decisión sin basarse en la cuota de la hipoteca o la mensualidad del alquiler, habrá que considerarlo todo.


En esta nota:

Compartí esta nota