Lunes 10
Diciembre
2018
18º C / H 90%
BS AS

Mundo

La muerte de una famosa arquitecta y una herencia de 75 millones de Euros

20/11/2018 - La arquitecta Zaha Hadid, símbolo y excepción de la arquitectura contemporánea falleció en 2016 y ahora llegó la pelea por su herencia.

MUNDO.- La arquitecta Zaha Hadid falleció a los 65 años de edad mientras visitaba una de sus obras en Miami. Zaha era una mujer sencilla que vivía en un piso del norte de Londres cercano al estudio que ella montó en una escuela victoriana y que creció como la espuma hasta ocupar varios edificios colindantes y emplear a varios centenares de personas.

Según el diario El Mundo, la muerte de la arquitecta cogió a todos desprevenidos. No tenía marido ni hijos y su relación familiar más cercana es una sobrina que convivió con ella en algunos periodos de tiempo. Al poco tiempo de su muerte, el número dos de la firma de arquitectos Zaha Hadid, el alemán Patrik Schumacher dijo en una entrevista que la herencia de Zaha estaba por resolver y que su sobrina tendría la mayor parte. Respecto al estudio arquitectónico, Patrik pensaba seguir con todos sus proyectos aunque vislumbraba una modificación del nombre.

Imagen relacionada

Hufton + Crown. El edificio Diamante/ Zaha Hadid Architects

Todo ha cambiado en estos dos últimos años. El legado de la difunta se ha valorado en 75 millones de euros y Patrik ha pedido al Alto Tribunal de Londres la gestión y el control de la herencia y la retirada, o destitución por parte del juez, de los tres albaceas nombrados para gestionar su testamento y repartir la herencia. Los tres albaceas son Rana Hadid , la sobrina de la arquitecta, Lord Palumbo, conocido patriarca de una familia que lleva enzarzada varias décadas en su propia guerra por la herencia Palumbo, y el artista Brian Clarke.

Zaha Hadid no solamente se destacó por las siluetas de sus edificios sino que se dedicaba también a la creación de joyas, muebles u otros objetos. Patrik Schumacher trabajó con ella durante 28 años. Prácticamente hizo su carrera a la sombra de ella.

"Hablábamos varias veces al día", manifestó el arquitecto en la entrevista cuando el luto todavía se palpaba en el estudio que llevaba el nombre de ella al norte de Londres. El nombre todavía sigue, pero el futuro es incierto para todos porque parte del legado es la marca Zaha Hadid. De momento, el Alto Tribunal de Londres tiene la decisión de dictar a favor o en contra de Patrik Schumacher a quien los medios populares tildan de "el protegido" de la famosa arquitecta.

En esta nota:

Compartí esta nota