12/05/2017

Mundo

Construcción

Construcción modular: Una opción moderna y eficaz

Este sistema constructivo genera cada vez más adeptos gracias a beneficios tales como la reducción en los tiempos de obra y el cuidado medioambiental.

MUNDO.-  Construir rápida y eficientemente es uno de los objetivos más importantes a la hora de comenzar una obra. Los clientes más exigentes solicitan a los arquitectos y constructoras reducir los tiempos en los diferentes proyectos .

Algunos profesionales son minuciosos: exigen los mejores materiales, se concentran en elaborar proyectos durables y prefieren construir mediante las reglas básicas de la sostenibilidad. La construcción industrializada llegó para quedarse. 

El sistema modular implica, como bien indica el nombre, la construcción por módulos y consiste en el ensamble de unidades modulares prefabricadas que permiten crear desde pequeños espacios arquitectónicos hasta edificios para múltiples usos y aplicaciones.


Hay empresas que tienen bien arraigados estos conceptos de la arquitectura moderna, con una mentalidad dirigida a dar soluciones innovadoras. 

La empresa Algeco es el líder mundial en construcción modular y tiene el éxito de haber inventado el concepto en el año 1955. Más de 50 años de trayectoria con una notable presencia internacional con presencia en más de 37 países.

La empresa tiene una misión: satisfacer la demanda mundial creando más espacios modulares de calidad innovadores y listos para su uso.

Steel Framing, costrucción en seco y especificamente la construcción modular tiene como principales ventajas una reducción en los tiempos de obra: hasta en un 50 por ciento respecto de la construcción tradicional. Otros de los beneficios es, sin dudas, el costo. Los presupuestos son prededibles, ya que desde el comienzo se sabe cuál va a ser el valor exacto del proyecto, que puede ser hasta un 40% menor si los comparamos con los proyectos húmedos.

En este enlace hay una idea acabada de esta idea constructiva, que se adapta a todo tipo de obras: Colegios, oficinas, hoteles, almacenamiento, salud, instalaciones industriales, comerciales y también edificios públicos. 

Con este tipo de construcción no existen limitaciones físicas: un proyecto modular, sin importar su complejidad, puede ser emplazado en cualquier parte del país en cuestión de días. Además, de contar con la posibilidad de ser desarmado, transportado y reensamblado de acuerdo a las necesidades del momento.

Y la más importante de las ventajas:  Pensar en la construcción modular es estar comprometido con el desarrollo sostenible y el cuidado medioambiental:  iluminación eficiente, climatización de bajo consumo energético y aislación térmica son eslabones que beneficiarán el futuro del planeta. 


Recomienda esta nota: