Lunes 26
Julio
2021
º C / H
BS AS

Opinion

Calefacción & home office en tiempos de pandemia

19/07/2021 - Por Sandra Ávila, Jefe de Producto de Calefacción y Agua Caliente Sanitaria de BGH Eco Smart.

Desde el inicio de la cuarentena en marzo de 2020, modificamos muchos hábitos. Algunos de ellos seguramente se transformarán a medida que retomemos la normalidad, otros se extenderán un tiempo más y otros se convertirán en habituales. Dentro del último grupo, el home office es uno de los que tiende a ser parte de lo cotidiano y, ya sea que nos movilicemos algunos días a la oficina o realicemos nuestro trabajo 100% de forma remota, nuestra casa se ha transformado en un espacio que necesitamos volver confortable para trabajar.

Los primeros meses trabajando bajo esta modalidad trajeron consigo nuevos espacios donde ubicar un escritorio, una silla ergonómica, también un mayor consumo de internet y  una nueva valoración de la climatización de los ambientes. 

Al pasar más tiempo en casa re-evaluamos los sistemas de climatización para estar más confortables. En verano, es posible que muchos hayan instalado un ventilador, un aire acondicionado extra o una cortina black-out. En invierno, las decisiones a tomar son variadas y responden a cuestiones de disponibilidad de la energía, nivel de confort esperado y nivel de inversión posible. Sin dudas para quienes están proyectando o construyendo sus casas, esta decisión pasará por la vida útil a largo plazo del sistema de calefacción y para quienes no están en obra, la posibilidad de agregar algún equipo o sistema de medición.


Teniendo en cuenta las diferentes posibilidades, estos son los puntos a tener en cuenta al momento de definir el sistema de calefacción de una vivienda: 

- Disponibilidad de energía: Si se cuenta con gas natural o gas envasado, si se decide calefaccionar solo con electricidad o con otro tipo de energía como leña o pellets. 

- Necesidad de calefacción: De acuerdo a la zona del país donde se encuentre, hay sistemas imprescindibles.Por ejemplo, en la Patagonia hay sistemas de calefacción por agua (centrales) o a gas (con estufas por ambiente). En el litoral es posible que la necesidad de calefacción sea de solo unos días al año, por lo que seguramente se opte por equipos puntuales o se utilice el aire acondicionado en modo calefacción. 

- Nivel de confort: Va a depender no solo de la elección de sistemas silenciosos, de baja velocidad de movimiento del aire y con capacidad de termostatizar-como por ejemplo sistemas de calefacción por caldera y radiadores o por piso radiante- , sino también del conocimiento que los usuarios tengan de los sistemas para poder elegirlos. Las opciones son muchísimas. Al estar más tiempo en casa, valoramos además el bajo nivel de ruido y la inercia que proveen los equipos, para que no se enfríe rápidamente el ambiente cuando se apagan. 

- Nivel de inversión posible: Para quienes estén proyectando su vivienda o estén en obra, saben que la inversión en un sistema de calefacción no solo se mide por su costo inicial, sino también por el costo a largo plazo (consumo mensual). Por eso que será necesario elegir sistemas seguros y confiables, en los que no se introduzcan bocas de gas en cada ambiente y, si no hay opción, que todos los equipos tengan ventilaciones y salidas de humos al exterior; elegir sistemas termostatizables para que se adapten al clima y amplitud térmica, sin gastar de más. Para quienes necesiten solamente agregar equipos, seguramente la inversión sea menor. Si la vivienda estaba preparada es posible que puedan extender la cañería que transporte el gas para un nuevo equipo o el agua para un nuevo radiador y, si no estaba preparada, la opción de agregar un calefactor eléctrico seguramente sea la más viable. 

- Consumo y ahorro: Además de la elección de equipos eficientes, la termostatización es de vital importancia. En primer lugar, es importante climatizar a 20°, de manera de estar confortables aun con un abrigo dentro de casa, para evitar gastar de más. En segundo lugar, es ideal poder termostatizar por ambiente, de manera que no se climaticen los ambientes en los que nadie habita (por ejemplo, un dormitorio extra). 

- Seguridad: Siempre es necesario resaltar que no se debe recurrir a braseros o quemadores caseros, ni a equipos que no cuenten con salida de humos al exterior, ya que los gases tóxicos productos de la combustión son perjudiciales para la salud y pueden comprometer la vida de las personas. Siempre recomienda chequear anualmente las instalaciones por un gasista matriculado, para estar seguros al momento de encender la calefacción.  

Estos son los factores básicos a considerar para calefaccionar el hogar en tiempos de pandemia, cuidando el consumo, el medio ambiente y la seguridad de la familia mientras estamos en casa.    


Compartí esta nota