Lunes 20
Mayo
2019
13º C / H 90
BS AS

Opinion

Expertos rusos en Argentina que cuentan los secretos para construir tu propia casa

25/11/2015 - No es tarea sencilla, pero no es imposible. Y para hacerlo menos imposible nos pusimos en contacto con los expertos que aportan los mejores secretos
BUENOS AIRES.- En estos tiempos, y desde hace mucho, alcanzar el techo propio en la Argentina es una tarea cuasi imposible, sin embargo, hay quienes emprenden el duro camino de levantar ladrillo por ladrillo el futuro hogar.


No es tarea sencilla, pero no es imposible. Y para hacerlo menos imposible nos pusimos en contacto con los expertos más relevantes del rubro de la construcción, esos que con dos palabras te solucionan muchas cosas.


Para aquellos que viven en zonas de climas extremos –puede ser el sur de la Argentina, por ejemplo- es importante que si decidimos construir nuestra casa debemos colocar en techos o paredes materiales claves para el futuro de nuestra vivienda.


Por ejemplo, las membranas, que son accesibles y ayudan al ahorro energético y a cuidar los materiales de la humedad. Georgy Dzantiev es un técnico ruso que trabaja en una fábrica que desarrolla esos materiales y advierte que al contratar una constructora, muchos pasan de alto estos “plásticos o lonas” que pueden ahorrarnos varios dolores de cabeza.


Dzantiev aconseja: “Nunca hay que olvidar pequeños detalles como en los techos pedir que coloquen reguladores de difusor de vapor, que gracias a un compuesto químico regula el vapor entre los materiales que componen el techo”.


También, si se lo coloca en paredes y techos, evita el riesgo de microfiltraciones que luego traen humedad.


“Es importante en la construcción en seco, en los techos de chapa, dejar en los vértices del mismo una pequeña abertura. Quien no lo hace hará que el techo no respire, el vapor se condense y se forme agua”, detalla el técnico que hace años llegó de su Rusia natal para liderar el taller de una pyme bonaerense.


Finalmente, aconseja un dato no menor: “Las casas tienen una retracción mecánica de algunos centímetros. Estas membranas deben tener buena elasticidad para evitar quiebres y mantener sus prestaciones”.


Compartí esta nota