Viernes 14
Junio
2024
7.2º C / H 75
BS AS

Actualidad

Para los analistas, el agro y la construcción marcan el rumbo de la economía

19/08/2017 - El gobierno nacional presentó esta semana su informe mensual de indicadores económicos, que nutre luego las explicaciones de los funcionarios sobre la coyuntura.

ARGENTINA.- "Ya pasamos de los brotes verdes a la consolidación del crecimiento". Así, con esa frase contundente, el Gobierno resumió en la presentación del "Monitor de la Economía Real" de agosto qué piensa sobre la situación económica que atraviesa el país.

El informe, que elabora con periodicidad mensual el Ministerio de Producción, recopila los últimos indicadores disponibles de cada una de las ramas de la actividad, y concentra la visión y la explicación de la situación económica, además de contener algunas proyecciones hacia adelante. Este documento, que presentaron esta semana Lucio Castro y Paula Szenkman, ambos funcionarios de la cartera que conduce Francisco Cabrera, cuenta con un detalle pormenorizado de todos los resultados sectoriales (se puede consultar completa al final de esta nota).

De acuerdo con la visión de la administración nacional, los motores que explican la expansión en la actualidad son el agro y la construcción (apoyada por la obra pública), que empujan desde principios de año; la industria, que mostró un repunte en los dos últimos meses (después de 15 meses consecutivos de caídas interanuales); y, el elemento más novedoso, una mejora del consumo masivo en hogares de menores ingresos, que vio una suba de 6% en julio respecto a junio y un repunte del 1% en el primer semestre.

Ante el optimismo del Gobierno, la pregunta que surge es ¿qué otros análisis se pueden hacer sobre la coyuntura? Cronista.com consultó a cuatro especialistas para complejizar las explicaciones de la administración nacional y, sobre todo, para saber qué impactos podrían tener los resultados electorales en las estimaciones económicas.

Federico Furiase: el contexto macro juega a favor y las elecciones dan certidumbre

"Yo no diría todavía que se consolidó el crecimiento sino que se está consolidando y extendiendo la recuperación", describe la situación actual el economista asociado del Estudio Bein / Eco Go en diálogo con Cronista.com. Furiase considera que esta consolidación de la recuperación se debe a un contexto macroeconómico que "juega a favor".

"Hay cuatro drivers para explicarlo: la política de ingresos, porque el salario le está ganando a la inflación; la política fiscal, que es expansiva debido a la obra pública y que movió la construcción (aunque teniendo en cuenta la baja base comparación del año pasado); la política monetaria, que es dura por altas tasas pero que también tiene altos agregados monetarios, lo que impulsa por encima del 30% al crédito privado en pesos; y por último el crecimiento de los créditos subsidiados, como la AUH, los descuentos del Banco Provincia y las líneas de crédito productivo", detalló. 

A partir de este diagnóstico, el especialista profundizó: "Yo matizaría lo que dice el Gobierno. Hablemos de consolidación cuando se sostenga el crecimiento el año próximo".

Para 2018, Furiase aseguró que la situación depende de tres puntos: 1) que se mantenga el escenario de liquidez global, 2) que los inversores perciban que el Gobierno tiene margen político para pasar por el Congreso las reformas estructurales necesarias, y 3) que el crédito en pesos al sector privado despegue y apalenque el crecimiento.

El resultado de las elecciones, aun cuando todavía no se sabe quién ganó la provincia de Buenos Aires, fue visto por los inversores como una buena señal, ya que "el mercado descontaba que Cristina iba a ganar por cuatro o cinco puntos de ventaja", aseguró el economista. "La señal es que el Gobierno tiene margen para seguir construyendo capital político", consideró.

Eugenia Arioua: se consolida la recuperación, pero todavía no hay crecimiento

"Este año, la economía va a recuperar lo que perdió el año pasado. Recién 2018 va a ser un año de crecimiento, si la actividad continúa en este sendero", pronostica Eugenia Arioua, economista de la UBA y exintegrante de la Secretaría de Comercio durante la gestión de Agusto Costa.

La especialista consideró la actividad está traccionada en la actualidad por la construcción -relacionada fuertemente con la obra pública-, el agro -que no está mostrando grandes cifras este año porque 2016 fue un año muy bueno y la base es alta-, y también por el sector de servicios.

"El resultado de la industria es muy heterogéneo, y los sectores que muestran crecimientos son muy irregulares. Un ejemplo es el sector automotriz, que sube la producción de utilitarios, pero cae la de autos. Además, este año están subiendo los patentamientos, pero fuertemente en base a las importaciones", indicó la economista.

En relación a las proyecciones para 2018, Arioua consideró que el PBI puede crecer entre un 1,5 y un 2%, impulsada sobre todo por el sector agropecuario, los servicios y la industria.

Según la economista, el resultado de las PASO en la provincia de Buenos Aires trajeron tranquilidad a los mercados. "Si los inversores hubieran estado más nerviosos, hubiera habido más volatilidad en el tipo de cambio o en la licitación de Lebacs, cosa que no pasó", aseguró.

"La mayoría de las consultoras daba un resultado ganador a Cristina. Lo concreto es que, más allá de la operación o no con el escrutinio, los resultados le permitieron al Gobierno mostrarse como ganadores a nivel nacional pero como en la provincia de Buenos Aires se esperaba un triunfo rotundo de Cristina Kirchner, finalmente se vivió un clima de calma. Esto le va a permitir llegar más holgada al Gobierno de cara a octubre", indicó Arioua.

Diana Mondino: crece la inversión, se mueve menos el consumo y las elecciones disminuyeron la incertidumbre

La economista de la Universidad del CEMA, al analizar el informe de agosto difundido por Producción, reflexionó que los "principales indicadores de crecimiento" se dan en las áreas "relacionadas con inversión" y, por lo tanto, "son menos atractivos" para aquellos que muestran la evolución del consumo.

Esta tendencia, es decir que crezcan los indicadores de inversión y no los de consumo, "es algo positivo para la economía en su conjunto", porque "augura mayor crecimiento". "Los sectores orientados a consumo son los que irán teniendo menos participación relativa en el PBI", pronosticó.

"Los beneficios del crecimiento actual se distribuyen en amplios sectores, mientras que las áreas afectadas están muy concentradas. Por lo tanto, les resulta muy fácil 'hacer oír su voz'. Escuchamos más a los que se quejan que a los que están creciendo", analizó la especialista.

Las modificaciones estructurales llevadas adelante por el gobierno nacional, como la suba de tarifas, explicó Mondino, tiene un impacto directo en los hábitos de gastos de los hogares. Según la especialista, "las familias tienen que modificar su patrón de consumo, ya que el precio relativo de la energía ha subido mucho aunque aún estamos muy lejos de los costos internacionales". "Independientemente de quién gobierne, esto es un efecto inexorable", analizó.

Respecto del efecto de elecciones, Mondino aseguró que disminuyeron "la incertidumbre". Esto tiene un impacto positivo para quienes toman las decisiones en el país, porque hay más previsibilidad, aseguró.

"Me parece que todos los indicadores son muy positivos para octubre", dijo la especialista. "Esto se muestra ya muy claramente en el nivel de actividad, pero también hay otros indicadores muy bienvenidos, como por ejemplo la lucha contra las drogas", analizó.

Daniel Schteingart: todavía no repunta demasiado el empleo asalariado y el cuentapropismo no es sinónimo de movilidad social ascendente

El sociólogo especialista en datos socioeconómicos analizó para este medio las perspectivas del empleo.

De acuerdo con la visión de la administración nacional, un crecimiento del 3% del PBI (como está pronosticado para este año) significaría una creación de alrededor de 250.000 empleos.

Schteingart detalló: "En la Argentina hay alrededor de 18 millones de ocupados. Aproximadamente, un tercio son asalariados del sector privado registrado, que es el tipo de empleo que viene más flojo en la era Macri. El empleo público creció un poco, aunque menos que en el kirchnerismo, y lo que subió más es el cuentapropismo, que es un empleo mayormente vulnerable".

"De acuerdo con la información de la Encuesta Permanente de Hogares, tres de cada cuatro cuentapropistas son más bien de 'subsistencia' y tienen menores ingresos a los de los empleados registrados. Solo uno de cada cuatro cuentapropistas son calificados y de mayor calidad", aseguró el especialista.

En relación al crecimiento económico, Schteingart relativizó el optimismo de la administración nacional, porque considera que parte de la explicación se debe a la base de comparación -el año pasado-, que fue muy malo en términos económicos, sobre todo entre junio y julio.

"La mejora más fuerte de la economía se dio en el último trimestre de 2016, y desde ahí hemos estado creciendo a un ritmo moderado. En mayo, la economía fue 0,4% mayor a diciembre del año pasado", consideró el analista.

"Si mirás los indicadores de industria y construcción, por ejemplo, todos esos indicadores están peor que en 2015, aunque claramente mejor que en 2016, sobre todo en construcción", indicó.





Compartí esta nota