11/08/2017

Sector Inmobiliario

Construcción

¿Estás soñando en construir tu propio hogar? No te olvides de asegurarlo como corresponde

Se piensa que es necesario ser millonario para poder lograrlo pero la verdad es que eso no es así. Algunas claves que dan cuenta de ello

Muchas familias sueñan con tener su propia casa y no son pocas las que se animan a construirla desde el primer ladrillo, lo que permite dar rienda suelta a la imaginación. Ahora bien, siempre es importante tener en cuenta el seguro de tu vivienda antes de empezar y analizar las opciones más convenientes no solo para tu tranquilidad, sino también para tu bolsillo.


La idea de edificar tu propio hogar desde el comienzo es un anhelo recurrente en distintas familias a lo largo del mundo. Si bien se piensa que es necesario ser millonario para poder lograrlo, la verdad es que eso no es así y hasta puede llegar a ser más conveniente que comprar una casa ya construida. ¿Por qué? Porque podrás dar rienda a tu imaginación y ver hecha realidad esa casa que siempre has soñado.


Sin embargo, hay un factor que no debes pasar por alto antes de emprender un proyecto de semejante envergadura: el seguro de tu hogar. Mientras más costosa sea la casa que construyas, mayor será el gasto mensual que deberás afrontar todos los meses para asegurarla. Si bien nada se compara con la tranquilidad de saber que tú y tus bienes están respaldados por una póliza, puede llegar a ser un costo que termine afectando seriamente a tu economía.


En ese sentido, te recomendamos realizar una investigación de mercado detallada para saber qué opción de cobertura es la que más se adapta a la vivienda que piensas construir. Hoy en día, Internet es una herramienta más que útil para ese tipo de búsquedas, donde los motores de búsqueda como Google te facilitan casi al máximo esa tarea que puede resultar engorrosa. Sin ir más lejos, existen páginas que permiten comparar pólizas de seguros de autos en cuestión de segundos. Si no conoces de que se trata, puedes hacer click aquí para ver un ejemplo.  


Retomando el tema central de este artículo, planificar construir una casa desde cero puede ser algo hermoso y un verdadero proyecto de vida, pero siempre tienes que cuidar tu bolsillo y ser realista con tu economía personal. Después de todo, ¿para qué sirve construir una costosa vivienda que luego no podrás mantener? En ese sentido, el no asegurar un hogar como corresponde hace que vivas con un miedo constante sobre lo que pueda llegar a ocurrir y no disfrutar a pleno lo que tanto trabajo te ha costado.


El consejo que podemos brindarte aquí es que, sino dispones de una holgura económica suficiente, mejor es conformarse con construir una vivienda que se adapte a ese presupuesto y que, pese a que no es tu ideal de casa, vas a poder mantenerla sin ningún tipo de problema en el mediano plazo. Además, ya con un techo firme y sólido sobre tu cabeza, ¿qué te impide seguir trabajando duro hasta realmente poder cumplir el sueño de vivir en ese lugar que siempre has soñado?

Recomienda esta nota: