Lunes 15
Abril
2024
12.2º C / H 46
BS AS

Sector Inmobiliario

Ley de Alquileres: Los propietarios aseguran que los cambios deben ser urgentes

14/07/2023 - "Tiene un efecto negativo por las expectativas e incertidumbre que genera, los propietarios retiran las propiedades de la oferta", expresaron
Ampliar (1 fotos)

Hace unas horas publicamos una noticia sobre las cámaras inmobiliarias quienes entregarán un petitorio para exigir la urgente modificación de la ley de alquileres vigente. En concreto, se buscará impulsar el cambio de los dos artículos más polémicos de la actual norma que regula los contratos de locación y tienen impacto en todo el mercado inmobiliario, con efecto negativo para ambas partes, propietarios e inquilinos.

Ahora, los propietarios destacaron que “ni hace falta firmar nada. Desde el primer día que se comenzó la vigencia de la ley, en julio del 2020, estamos pidiendo la modificación. Incluso hemos presentado el año pasado tres proyectos de ley para modificarla. “Estas cuestiones ahora son evidentemente de neto corte electoralista, porque nuestros diputados y senadores tuvieron todo el año pasado y parte de este año para tratar la modificación de la ley. Es realmente deleznable esto, pero por supuesto que siempre acompañamos todas estas cuestiones”, agregó Enrique Abatti presidente de la Cámara de Propietarios de la República Argentina

Abatti señaló: “Fundamentalmente hay que modificar los artículos, el referido al plazo mínimo legal, y bajarlo de tres años a dos años, como era antes en el Código Civil y Comercial A su vez, el referente al precio y volver al sistema anterior, con libertad entre las partes para fijar el precio y las oportunidades de la modificación del mismo cada seis meses por acuerdo de partes”.

Asimismo, según Perfil.com , el presidente de CAPRA advirtió sobre el impacto de la presentación de las inmobiliarias que quieren ir al Congreso: “En realidad genera algo absolutamente negativo, porque los propietarios, en su mayoría no entienden mucho de lo que es el trámite legislativo, por lo cual están retirando de la oferta los inmuebles esperando a que el 23 se vaya a modificar la ley. No es así. El 23, si hay mucha suerte y se logran los votos necesarios, el diputado puede aprobar el proyecto de modificación, pero tendría solo media sanción. Después faltará el Senado. Hasta el año que viene no habrá ninguna novedad”.

“Mientras tanto es como echar más nafta al fuego, porque la gente retira los inmuebles de la  oferta agravando más aún la situación.  Realmente nuestros legisladores tendrían que haberse ocupado de esto el año pasado”.


Te recomendamos: Alquileres Las inmobiliarias piden la urgente intervención del Gobierno


En ese sentido, el Presidente de CAPRA señaló que la propuesta para el urgente tratamiento en Diputados denota también oportunismo político. Esto trajo una falsa expectativa en el mercado locativo de vivienda, sobre todo para los propietarios quienes piensan que el día 23 de agosto se les van a solucionar todos sus problemas, y no es así”.

De hecho, el abogado especialista ahondó que en el mejor de los casos se lograra aprobar el proyecto de modificación, simplemente sería media sanción. Luego faltaría el tratamiento en el Senado, a la vez que está la facultad presidencial del veto total o parcial de la ley, por lo cual hay un camino muy largo por recorrer”

El especialista en Derecho Inmobiliario, destacó que “en estos días están venciendo muchos contratos que se suscribieron hace tres años. Entonces los propietarios, en lugar de renovar esos contratos, prefieren la prórroga. Con la otra alternativa que es prorrogar el contrato, ya no habría obligación de pactar la renovación por tres años, sino que implica la continuación del mismo contrato por el plazo que libremente pacten las partes”.

Por consiguiente, “en general lo que se está haciendo es prorrogar los contratos por seis meses, porque al prorrogarlo se aplica un nuevo precio obviamente. Luego si las partes se ponen de acuerdo se prorrogará nuevamente, con otro precio. En cambio quien renueva por un año tiene el precio congelado y el contrato planchado por ese plazo, entonces por eso se están haciendo las prórrogas, incluso por menores plazos, cuatro y hasta tres meses”.

De este modo, los propietarios prorrogan buscando resguardarse contra la inflación, sin que implique retener por mucho tiempo la propiedad. La desventaja de las prórrogas tiene efecto en los inquilinos, que carecen de seguridad y estabilidad de tener un lugar donde vivir durante dos o tres años, con el riesgo de tener que salir a la búsqueda cada vez que se vence la prórroga pactada.


Compartí esta nota