Lunes 10
Agosto
2020
15º C / H 84
BS AS

Sector Inmobiliario

Para que invertir, en momentos de crisis, no sea cuestión de suerte

31/07/2020 -

Crisis y oportunidad son un combo que puede ser cuestión de suerte a veces, pero también de conocer y tener la información necesaria. Para convertir la crisis en una oportunidad, en lo que a inversiones se refiere,  hay algunos puntos a tener en cuenta al momento de invertir en momentos de incertidumbre de la economía.

Principalmente es vital elegir inversiones que protejan el capital, proporcionen flujo de caja y tengan apreciación a largo plazo y el inmueble es el ejemplo justo ya que no pierde valor en estas situaciones o no tiene fluctuaciones tan grandes. Los bienes tangibles son constantes en retorno en época de crisis, por eso el inversor se refugia en ellos porque tienen su dinero protegido y una buena apreciación cuando todo pase.

“Los bienes raíces han sido históricamente un refugio por su estabilidad y continua alza. En los últimos años se registró un aumento de inversiones latinoamericanas en el extranjero, siendo Estados Unidos una de las alternativas más elegidas por su economía estable y según el tipo de inversión, con un retorno  predecible”, comenta Marcelo Schamy, CEO de IDG Homes Detroit.

Sin embargo, para que este tipo de negocio sea rentable es indispensable contar con la asesoría de expertos y tener en cuenta estos cuatros puntos para que invertir en el extranjero no sea cuestión de suerte.

1-      Averiguar quién es el vendedor: en estos casos, como la mayoría de los inversores se encuentran en sus países de origen,  es  clave el asesoramiento de una compañía que ofrezca seguimiento durante todo el proceso de compra,  brinde su know how para conocer aspectos importantes como el tiempo de proceso de compra,  las finanzas o el sistema tributario  y  brinde, entre sus servicios, la administración de la propiedad. Otra ventaja, en estos momentos de pandemia, es que ofrezcan todo el proceso de  compra de manera online con acceso, mediante la tecnología adecuada, a conocer la vivienda y poder firmar los documentos de manera virtual sin necesidad de viajar a EEUU.

2-      Buscar comparables: para saber si lo que vamos a hacer es realmente un negocio, debemos averiguar sobre la localidad, la ubicación y los pro y contras de la zona. Buscar dentro del mismo barrio unidades con las mismas características y comparar, es algo que permitirá saber si se está pagando lo que corresponde y entender si se está invirtiendo en una unidad que pueda apreciar su valor,  sea apta para recibir una renta por alquiler y que permita, en caso de ser necesario,  una salida rápida.

3-      Envío de dinero: nunca enviar el dinero directo al comprador. Hay que utilizar la entidad denominada en EEUU como “Compañía de Títulos” que asegura que el título de una propiedad inmobiliaria sea legítimo, que esté libre de cualquier deuda impositiva e hipotecaria  y luego emite un seguro para esa propiedad garantizando la operación jurídicamente. El seguro de título protege al propietario contra cualquier futura demanda o reclamo.

4-       Conocer las leyes: es importante entender que Estados Unidos tiene sus propias y claras leyes,  reglas y  normas  y no es aconsejable intentar trasladar o comparar con las operaciones como se realizan en otros países. Por este motivo, no hay que hacer analogías o suposiciones sobre estos temas, porque eso puede generar gastos imprevistos. Por eso es importante el punto 1, además de conocer las leyes, hay que estar asesorados de manera correcta y poder confiar en la persona o empresa que está llevando a cabo la transacción.



Compartí esta nota