Lunes 10
Diciembre
2018
18º C / H 90%
BS AS

Mundo

Vendió carteras, se hizo millonario y ahora invierte en real estate

22/03/2018 - El crecimiento del holding Simone le posibilitó a su CEO, Kenny Park, amasar una riqueza sorprendente
Las carteras sentaron los cimientos de un holding que luego potenció su facturación en el real estate. Desde hoy, Kenny Park, CEO de Simone, se sumó a la lista de los multimillonarios que tiene el mundo con un patrimonio cercano a los US$ 1200 millones. Su compañía mutó desde su fundación en 1987 y actualmente cuenta también con una brazo financiero que, según su sitio oficial, maneja  462.700 millones de wons surcoreanos – US$ 400 millones -.
Al ver que el mercado de los bolsos de diseñador estaba en auge, Park decidió comenzar su propia compañía, a la cual le puso como nombre el apodo de su esposa. “Muchas marcas buscaban una fábrica que pudiera entregarles los pedidos a un bajo costo, pero alta calidad y velocidad”, afirmó Ryou Hyo-sang, autor de un libro sobre la historia del emprendimiento surcoreano. Pronto, la compañía se encontró produciendo carteras para algunas de las marcas más lujosas del mundo como Michael Kors, Marc Jacobs y Coach.
A medida que su negocio crecía, Park comenzó a estar interesado en otros sectores para generar ingresos. En 2015, al mismo tiempo que la firma de private equity Blackstone invertía US$ 300 millones a cambio de un 30 por ciento de su compañía, el empresario optó por crear Simone Holdings y convertir al negocio de los bolsos de mano, que facturaba US$ 1000 millones al año, en subsidiaria del holding bajo el nombre Simone Accesory. Hoy en día, la empresa posee seis fábricas alrededor del mundo y produce diseños para más de 10 marcas.
Su primera gran inversión de real estate fue la compra del complejo Washington Harbour por US$ 370 millones en Washington DC en 2013. Luego, en 2016, ya bajo el paraguas de Simone Investment Managers, subsidiaria de la cual su familia controla el 88,9 por ciento, adquirió De Rotterdam, el edificio diseñado por el arquitecto holandés, a cambio de 450.000 millones de wons surcoreanos – US$ 405 millones -.
Según la lista de multimillonarios confeccionada por Bloomberg, Park le debe gran parte del crecimiento de su patrimonio a las propiedades que posee su compañía, de la cual maneja el 61,9 por ciento. Además, en 2012 abrió un museo en Seúl dedicado exclusivamente a los bolsos de mano en el que exhibe una colección de más de 300 objetivos, incluyendo un bolso que data del siglo XVI.  No obstante, según destaca Bloomberg en su artículo, el empresario no descarta seguir agrandando su holding mediante la adquisición de alguna marca extranjera con Blackstone como principal socio.

COREA.- Las carteras sentaron los cimientos de un holding que luego potenció su facturación en el real estate. Desde hoy, Kenny Park, CEO de Simone, se sumó a la lista de los multimillonarios que tiene el mundo con un patrimonio cercano a los US$ 1200 millones. Su compañía mutó desde su fundación en 1987 y actualmente cuenta también con una brazo financiero que, según su sitio oficial, maneja  462.700 millones de wons surcoreanos – US$ 400 millones -.

Al ver que el mercado de los bolsos de diseñador estaba en auge, Park decidió comenzar su propia compañía, a la cual le puso como nombre el apodo de su esposa. “Muchas marcas buscaban una fábrica que pudiera entregarles los pedidos a un bajo costo, pero alta calidad y velocidad”, afirmó Ryou Hyo-sang, autor de un libro sobre la historia del emprendimiento surcoreano. Pronto, la compañía se encontró produciendo carteras para algunas de las marcas más lujosas del mundo como Michael Kors, Marc Jacobs y Coach.

A medida que su negocio crecía, Park comenzó a estar interesado en otros sectores para generar ingresos. En 2015, al mismo tiempo que la firma de private equity Blackstone invertía US$ 300 millones a cambio de un 30 por ciento de su compañía, el empresario optó por crear Simone Holdings y convertir al negocio de los bolsos de mano, que facturaba US$ 1000 millones al año, en subsidiaria del holding bajo el nombre Simone Accesory. Hoy en día, la empresa posee seis fábricas alrededor del mundo y produce diseños para más de 10 marcas.

Su primera gran inversión de real estate fue la compra del complejo Washington Harbour por US$ 370 millones en Washington DC en 2013. Luego, en 2016, ya bajo el paraguas de Simone Investment Managers, subsidiaria de la cual su familia controla el 88,9 por ciento, adquirió De Rotterdam, el edificio diseñado por el arquitecto holandés, a cambio de 450.000 millones de wons surcoreanos – US$ 405 millones -.

Según la lista de multimillonarios confeccionada por Bloomberg, Park le debe gran parte del crecimiento de su patrimonio a las propiedades que posee su compañía, de la cual maneja el 61,9 por ciento. Además, en 2012 abrió un museo en Seúl dedicado exclusivamente a los bolsos de mano en el que exhibe una colección de más de 300 objetivos, incluyendo un bolso que data del siglo XVI.  No obstante, según destaca Bloomberg en su artículo, el empresario no descarta seguir agrandando su holding mediante la adquisición de alguna marca extranjera con Blackstone como principal socio.


Compartí esta nota