Lunes 29
Noviembre
2021
º C / H
BS AS

Opinion

Las actividades logísticas necesitan crear de manera colectiva una visión estratégica para el sector

02/08/2021 - Por Matías Vaccarezza, CEO & founder de Stark Desarrollos

En tiempos donde el e-commerce no detiene su crecimiento y las herramientas tecnológicas potencian a los consumidores para satisfacer sus demandas, las oportunidades para las pymes crecen exponencialmente diferenciándose de sus competidores. La sociedad avanza ante nuevos paradigmas y las pymes observan, examinan y proponen.   

Para alcanzar la escalabilidad del negocio, numerosas empresas se ven obligadas a desarrollar un proceso logístico con el fin de optimizar los flujos de bienes y servicios a menor costo, utilizando infraestructuras como galpones y lotes, espacios con una gran ventaja y versatilidad, ya que pueden ser usados para almacenamiento, producción y oficinas. 

Si bien la rápida evolución de las últimas tendencias en los hábitos de consumo exige una rápida transformación, la capacidad de redefinición de los procesos no es asequible para todos. Es aquí cuando desde Stark, nos planteamos extender nuestra capacidad de desarrolladores de 4 polos industriales y  sumar una propuesta de predios más pequeños para que distintos clientes pudieran adaptarse a la nueva realidad. Una realidad competitiva que exige flexibilidad y velocidad, variables claves para la permanencia de las empresas en los mercados.  


Matías Vaccarezza, CEO & founder de Stark Desarrollos

La mayoría de las pymes están convencidas de que la transformación digital es importante para su reactivación, por eso ofrecemos diversos establecimientos donde pueden trabajar de modo eficiente, con proyecciones a largo plazo, y fortaleciendo sus vínculos con otras empresas. Al mejorar sus  condiciones de producción y diferenciar sus productos y servicios obtienen mejores precios y perfeccionan los procesos en la cadena de organización y distribución.  

En definitiva las actividades logísticas son un proceso global de generación de valor para el cliente, ya que proponen no solo una oportunidad de solución sino además de inversión en una industria distinta, aunque más segura y rentable. Nos encontramos ante  una oportunidad en activos inmobiliarios logísticos que permite  diversificar los  ingresos de renta, conservando su valor. 

Adaptarnos a las tendencias del mercado y analizar las distintas dinámicas en modelos de negocios son parte de la planificación de proyectos industriales y logísticos, pero sin duda será clave concebir espacios de diálogo entre los distintos actores del sector público y privado para ofrecer la posibilidad de crear de manera colectiva una visión estratégica para el sector.  



Compartí esta nota