Sábado 08
Mayo
2021
14º C / H 81
BS AS

arquitectura

Las ventajas de los paneles de aislamiento térmico para complementar la construcción tradicional

03/05/2021 - Paneles de aislamiento térmico de poliuretano y modelos tradicionales juntos: edificios con tecnologías complementarias y cinco ejemplos de construcciones que combinan lo mejor de cada técnica. Una búsqueda innovadora y sostenible, para lograr edificios energéticamente eficientes y en línea con el propósito del proyecto.

Hoy en día las tendencias de sustentabilidad y responsabilidad ambiental frente al cambio climático se han convertido en una identidad para muchas empresas sin importar su rubro. Han llegado a cambiar filosofías corporativas completas, y el sector de construcción no es ajeno a esta tendencia ya que en la actualidad, si un proyecto no resulta sustentable, difícilmente pueda verse como una oportunidad de negocio.

Cada proyecto arquitectónico tiene objetivos concretos para los que ya no necesita confiar solo en los métodos de construcción tradicionales porque éstos han dejado de ser la única opción disponible en el mercado. En este contexto, la técnica de uso de paneles termoaislantes de poliuretano y poliisocianurato (PIR) en combinación con otros modelos constructivos, viene conquistando cada vez más espacio en la industria latinoamericana debido a las enormes ventajas que aporta. Estos sistemas innovadores se suman a la construcción tradicional con tecnologías que mejoran el rendimiento, la durabilidad, la estética y la sostenibilidad de cada proyecto.

Consumo de agua

Resulta esencial reducir el consumo de agua que tienen los métodos tradicionales de construcción, los que a su vez requieren una logística de abastecimiento y corren el riesgo de paralizarse si ese recurso se agota o interrumpe por algún motivo. La construcción con paneles termoaislantes de poliuretano reduce prácticamente un 100% el uso de agua. Esto representa, al momento de construcción, una enorme disminución en el uso de este bien natural.


Ese fue el caso del concesionario Peugeot en Mendoza Automotores Gral San Martín en el que no hubo uso de agua y el consumo de energía se redujo en un 55% y el tiempo de armado del espacio fue de solo 45 días.

Generación de residuos

De la complementación de ambas técnicas surge, en segundo lugar, la reducción en la generación de residuos de obra y, en ocasiones, incluso desperdicios. Los métodos tradicionales consumen muchos litros de agua para diferentes propósitos a comparación de la construcción con paneles termoaislantes PUR y PIR que no consumen una sola gota de agua. Sumado a esto, el trabajo a su vez se completa más rápidamente logrando así, reducir el gasto energético.

Al incorporar el uso de paneles de aislamiento, la generación de residuos es prácticamente nula, y esto habilita lugares de trabajo más limpios y seguros. Así, al combinar los paneles de aislamiento térmico de poliuretano con los modelos tradicionales se reduce significativamente la cantidad de residuos, costos de limpieza y desperdicios, además del tiempo que lleva completar la construcción.


Por ejemplo en el caso del supermercado y centro logístico Nini en Moreno, Buenos Aires, el proceso de montaje de paneles se caracterizó por la velocidad del sistema adaptado que respetaba las  más estrictas normas de seguridad e higiene impuesta por la obra. Se instalaron los paneles entre los 12,00 m y 34,00 m de altura, realizando el armado con una estructura secundaria para la instalación de los revestimientos altos en las cuatros fachadas del volumen emergente correspondiente al edificio Silo.

Ahorro de energía

El proceso de producción de materiales como el cemento utilizado en construcciones tradicionales, emite enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2), uno de los grandes responsables del calentamiento global. Una de las ventajas de este nuevo modelo constructivo es el aislamiento térmico de alta eficiencia que proporciona el poliuretano, logrando generar un 60% menos de consumo energético. Adicionalmente, con el confort térmico, se disminuye el uso de sistemas de ventilación artificial e incluso en el caso de que el costo inicial de construcción con paneles sea superior al del sistema convencional, este valor se invierte en ahorro energético durante los dos primeros años de uso.

Un ejemplo de este ahorro energético es el de DOW Center, un centro de entrenamiento deportivo de alto rendimiento construido con paneles de poliuretano que contribuyen a la eficiencia energética y optimizan el uso de sistemas de refrigeración, como el aire acondicionado. Además, cuenta con paneles solares, un sistema de sombra que proporciona control solar pasivo, aislamiento acústico y almacenamiento y reutilización del agua.

Trabajo

Sumado a estos elementos, otro de los valores que pueden incorporar los paneles de poliuretano a la construcción tradicional es la optimización laboral en hasta un 70%. Esta técnica permite completar hasta diez veces más rápido el trabajo, reduciendo hasta un 30% el tiempo de entrega. Además, para este tipo de construcciones innovadoras se emplea mano de obra especializada junto con equipos cualificados que son sometidos a un reciclaje constante para mejorar su rendimiento. Esto asegura una estandarización de calidad y menos personal involucrado.


Resistencia al fuego en caso de incendio

Para cumplir con las especificaciones técnicas relacionadas a la resistencia al fuego, al contrario de lo que sucede con materiales convencionales, los paneles deben pasar por pruebas específicas. El proyecto de construcción del Teatro del Bicentenario en San Juan utilizó en el techo paneles cuya principal propiedad es la resistencia al fuego, con excelente comportamiento térmico y acústico, además de pasar previamente por una aprobación para su uso en la zona sísmica donde se ubica. Los termoaislantes de poliisocianurato retrasan y dificultan la propagación del fuego por sus características y propiedades de resistencia al fuego.

En suma, se trata de construcciones más eficientes, sustentables, seguras y de gran calidad, con un retorno de la inversión en 2 años. El proyecto Constructores del Mañana busca justamente capacitar a los profesionales sobre estos métodos más sostenibles de construcción, que brindan a la sociedad mayor confort térmico y eficiencia energética, así como también más seguridad. Su principal propósito es acelerar la innovación en la industria de la construcción desde un enfoque atento a las necesidades medioambientales.


La comparativa entre estas técnicas constructivas tiene como objetivo mostrar el potencial del poliuretano en la construcción civil en América Latina logrando sumar lo mejor de cada modelo para su complementación en una obra convencional o en la habilitación de edificaciones con necesidades específicas de confort térmico y eficiencia energética. Un ejemplo de esto podría ser el del supermercado Oscar David, que fue construido con paneles de aislamiento térmico con una extensa área que precisa de sistemas de refrigeración para el mantenimiento de productos congelados, lácteos y derivados.

Con las múltiples posibilidades de complementación de la tecnología PIR/PUR a modelos tradicionales, la cadena de construcción eleva su productividad; las personas se benefician de su versatilidad; y el planeta ahorra recursos y gana en sostenibilidad.



Compartí esta nota