Domingo 17
Noviembre
2019
26º C / H 59
BS AS

Sector Inmobiliario

Desde el sector del Real Estate aseguran que la reactivación "implicará grandes esfuerzos"

07/10/2019 - Desde Vitrium Capital, una desarrolladora fuerte en el mercado de Real Estate, cuentan cómo ven el mercado inmobiliario en una situación difícil de inflación y restricciones cambiarias.

ARGENTINA.- (InformeConstrucción.com) Federico Gagliardo, presidente del directorio de Vitrium Capital, es optimista y asegura que el Real Estate se mueve con una proyección de largo alcance, por eso, manifiesta que quienes esperan las curvas largas y guardan su dinero en ladrillos nunca pierden. En una charla con InformeConstrucción.com, el empresario insiste en que de ejecutarse las medidas correctas y respetar los requisitos de los players involucrados, el mercado inmobiliario local podrá reactivarse paulatinamente.


InformeConstrucción.com : ¿Cuál es su visión respecto a la actual situación económica y su impacto en el mercado inmobiliario?

Federico Gagliardo: Estamos ante una situación compleja. Las restricciones a la compra- venta de dólares impactan de manera directa en el sector inmobiliario haciendo que las operaciones que tenía el mercado en términos históricos se vean disminuidas. Además, no se vislumbran vehículos claros para instrumentar transacciones en dólares, lo que dilata aún más cualquier tipo de operación. Si se prioriza el funcionamiento de instrumentos de esta naturaleza, se activa un mayor control sobre el nivel de precios, se reactivan los créditos hipotecarios impulsados hace un tiempo y se ejecutan nuevas medidas que colaboren con el aumento de la oferta, el impacto será favorable para el sector en particular y para aquellos directamente vinculados. Esperamos que estas variables puedan efectivizarse a nivel país ya que esta reactivación le hará bien a toda la industria y el consumidor final va a poder concretar el circuito de entrar en un crédito, cancelar deuda y acceder al inmueble. Aunque el panorama futuro no sea claro, me adelanto a decir que cualquier decisión en pos de la motorización del sector, llevará tiempo e implicará grandes esfuerzos.


"El Real Estate se mueve con una proyección de largo alcance, por eso quienes esperan las curvas largas y guardan su dinero en ladrillos nunca pierden".

I.C.: ¿Qué opina de las medidas para permitir el acceso a dólares para la compra de propiedades?

F.G.: En este escenario destaco que hay una oportunidad interesante en el mediano plazo para aquellos inversores que puedan depositar sus pesos y esperar para transformarlos en dólares más adelante o para quienes canalicen inversiones en pesos que se puedan transformar en dólares en el exterior. Hoy en Pueblo Caamaño, nuestro desarrollo de usos mixtos ubicado en Pilar, tenemos opciones para invertir en pesos con valores que rondan los USD 98.000. Asimismo, ofrecemos alternativas para que nuestros clientes puedan adquirir propiedades en Uruguay mediante una inversión en pesos, depositándolos en Argentina.



"Debemos esperar para ver de qué manera se comportan las variables dólar e inflación en el mediano y largo plazo"

F.G.: A pesar de los problemas, ¿la inversión en Real Estate sigue siendo la mejor para el refugio del ahorro?

El Real Estate se mueve con una proyección de largo alcance, por eso quienes esperan las curvas largas y guardan su dinero en ladrillos nunca pierden. En nuestro país siempre hubo momentos complejos e históricamente el precio de la tierra fue alto, pero eso no quita que este sea un momento de análisis y observación para evaluar posibles inversiones. Desde Vitrium Capital vemos que el inversor calificado argentino en Real Estate está incrementando sus consultas y buscando potenciales oportunidades de inversión, con foco en Uruguay por su estabilidad social y jurídica, el crecimiento ininterrumpido de su economía desde 2005, los valores de incidencia de la tierra históricamente bajos y la promesa de seguridad política y los beneficios impositivos para desarrolladores y compradores, como es el caso de la Ley de Vivienda Promovida.


Ésta propulsa la construcción y el acceso a inmuebles por parte de las clases medias y bajas y supone la atracción de inversores en momentos de eventuales caídas de demanda. Previendo este panorama, desembarcamos en Montevideo con 01 Parque Batlle y 01 Las Artes, dos emprendimientos de viviendas multifamiliares que posteriormente se complementaron a nuestra apuesta en Carmelo Golf, un club de campo a 2 horas de Buenos Aires. Los dos primeros fueron desarrollados en el marco de la Ley de Vivienda Promovida y, sumado a la gran recepción del público montevideano por su ubicación y diseño, dieron excelentes resultados desde el comienzo. Con este antecedente, este año consolidamos nuestro plan de expansión regional con el lanzamiento de 01 Del Centro y 01 Libertador que sugieren una oportunidad para el público argentino. Cercanía, estabilidad financiera y renta fija en dólares son algunas de las ventajas que se desprenden de ellos.


I.C.: ¿Cómo se comportará el mercado inmobiliario en el corto y mediano plazo?

F.G.: De ejecutarse las medidas correctas y respetar los requisitos de los players involucrados, el mercado inmobiliario local podrá reactivarse paulatinamente. Probablemente en ese lapso se registren menos transacciones porque los inversores van a querer esperar a que se estabilicen algunas variables macroeconómicas. Sostengo que debemos esperar para ver de qué manera se comportan las variables dólar e inflación en el mediano y largo plazo, pero si ambas variables se estabilizan, su influencia será positiva para la reactivación del mercado. Para el escenario que venimos transitando, desde Vitrium Capital definimos un costo a precio cerrado para los proyectos de Argentina, donde el inversor busca más visibilidad. En el país, desarrollamos hace tiempo con un esquema de precio fijo en dólares, anticipando un 40% y luego financiando el saldo durante la obra con cuotas fijas en dólares. En Uruguay tenemos un esquema de financiamiento más flexible. Allí, el cliente proporciona un anticipo del 25%, luego tiene un 25% en cuanto a avance de la obra y luego el 50% contra la entrega.


Compartí esta nota