Sábado 13
Julio
2024
7.2º C / H 75
BS AS

Mercado

Anclaflex invierte USD 10 millones en su nueva planta ubicada en el Polo Industrial de General Rodríguez

03/07/2024 - La compañía inauguró un nuevo complejo en un parque industrial ubicado en zona oeste, representando un compromiso estratégico que duplica su capacidad de producción.

En un contexto macroeconómico adverso, aún hay oportunidades para las empresas. Anclaflex, la compañía nacional que produce y comercializa pinturas y revestimientos para la construcción desde hace más de 20 años, reafirma su compromiso con el país con la inauguración de su nueva planta en la que desembolsó USD 10 millones. Además, produce más de 30.000 toneladas de producto por año y proyecta una facturación de U$S 11.250.000 para 2024. 

Se trata de un complejo de 11.500 m2 ubicado en el polo industrial de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires. Con esta apuesta, la firma duplica el tamaño respecto de la planta anterior. 

El proyecto, que tiene como misión incrementar la capacidad productiva y brindar un mejor servicio, permitirá para mediados del 2024 aumentar de 2.750.000 kg de productos por mes a más de 4.700.000 kg. En dicha inversión también se implementan diferentes métodos de energías renovables con la que se generará alrededor de un 30% del total de la energía necesaria.

En su nueva planta, Anclaflex produce revestimientos clásicos y de diseño, pinturas, enduidos, impermeabilizantes, micropiso cementicio, niveladores de superficies para pisos y paredes y construcción en seco. Permite al mismo tiempo la integración completa de los procesos productivos de la empresa, abarcando desde la adquisición de materias primas hasta la distribución del producto final.

“La mudanza a la nueva planta representa un hito que potenciará nuestro plan de producción. Somos una compañía familiar que en la actualidad emplea a 140 personas y con esta obra crearemos nuevos puestos de trabajo e impulsaremos el mercado local. Es importante resaltar nuestra plena confianza en el talento de nuestro equipo para crear productos que cumplan con los más altos estándares de innovación”, expresa Emiliano Bonfiglio, CEO de Anclaflex.

En el 2001, en medio de la crisis económica, Alfonso Bonfiglio, con 55 años, se encontró desempleado después de haber sido líder de un conglomerado de empresas belgas en el país. 

Alfonso Bonfiglio - Cofundador de Anclaflex Alfonso Bonfiglio - Cofundador de Anclaflex

Con el panorama laboral desolador, y animado por la necesidad de reinventarse, decidió lanzarse a emprender junto a sus dos socios, Ricardo Flores y Pedro Guida, y creó Anclaflex con una inversión inicial de lo que entonces eran $50.000. 

La mudanza a la nueva planta representa un hito que potenciará nuestro plan de producción

Con escasos recursos, alquilaron un modesto garaje en Villa Adelina, y después de numerosos intentos y utilizando máquinas encontradas en chatarrerías, desarrollaron una masilla para placa de roca de yeso que resultó ser su primer producto exitoso.

Emiliano Bonfiglio - CEO de Anclaflex Emiliano Bonfiglio - CEO de Anclaflex

Este humilde comienzo marcó el inicio de Anclaflex, que creció de forma ininterrumpida en el mercado local, con una serie de inversiones realizadas. Hoy, entre Argentina y Uruguay, cuentan con una red de 650 distribuidores de los cuales 20 están comercializando sus productos bajo el modelo de Anclacentros.

"La idea es continuar abriendo más puntos de venta bajo nuestro sistema de Soft Franchising para llegar a todo el país e incluso a Uruguay, Paraguay y Bolivia, que son nuestros países objetivo inmediato. La exportación siempre fue parte de nuestro plan estratégico. Desde el primer momento lo hacemos y nos concentramos en países limítrofes y de América del Sur", destaca Bonfiglio.

Con un fuerte compromiso con la responsabilidad social, Anclaflex se enfoca en la preservación del medio ambiente. 

Es por ello que sus productos se elaboran utilizando principalmente recursos hídricos, y el diseño de la nueva planta industrial prioriza la recuperación de aguas pluviales, el reciclaje de polvos residuales y la capacidad de generar parte de su energía. A su vez, se involucra con la comunidad a través de diversas iniciativas, como su Centro de Capacitación, que ha brindado formación gratuita en varios oficios a más de 15.000 personas, un comedor en la planta que ofrece apoyo constante, así como colaboraciones con instituciones como el Hospital Garrahan, proyectos de arte urbano y programas de capacitación en prisiones y municipios de la Provincia de Buenos Aires, entre otros.

Anclaflex experimentó varios hitos significativos desde su fundación. Entre ellos, la expansión de su línea de productos y el fortalecimiento de sus equipos de gestión intermedia, lo que les brindó la confianza necesaria para dar el salto en el momento oportuno. Con la llegada al parque industrial, se afianza en esta nueva fase de crecimiento.

En esta nota:

Compartí esta nota