Lunes 20
Mayo
2019
14º C / H 86
BS AS

Actualidad

Ley de alquileres: inquilinos presentarán un nuevo proyecto

02/01/2019 - Luego de que la iniciativa perdiera estado parlamentario, organizaciones propondrán modificaciones a la idea original

ARGENTINA.- Después de dos años de debate, la ley de alquileres quedará pendiente para este 2019. La Cámara de Diputados de la Nación no la trató en extraordinarias y perdió estado parlamentario. Las organizaciones de inquilinos apuntaron a las presiones de las cámaras inmobiliarias y adelantaron que en febrero volverán a la carga. Presentarán otra vez el proyecto, pero le sumarán algunas modificaciones que sinteticen el espíritu del texto original y las sugerencias del Ejecutivo.

Las agrupaciones aseguran que ingresarán un proyecto mejorado en el Senado que tendrá en cuenta la actual situación que es más grave que la planteada en el texto original. “Estamos hablando con legisladores nacionales para garantizar que salga esta ley, con un concepto más integral y que pueda recoger la síntesis de los debates de estos años”, plantearon

Recorrido

Hace dos años las organizaciones de inquilinos presentaron en la Legislatura nacional un proyecto para regular los contratos de alquileres.

El eje principal era evitar que la especulación inmobiliaria impacte en el bolsillo uno de cada tres argentinos que alquilan una vivienda. El proyecto contó con media sanción de la Cámara Alta. En octubre, el presidente Mauricio Macri anunció que iba a impulsar la iniciativa y envió algunas modificaciones que se sumaron al texto que Diputados comenzó a debatir a mediados de ese mes.

Planteó que la comisión inmobiliaria deberá pagarla el dueño y que los contratos entrarían en un registro creado para regularlos. El proyecto proponía también extender la duración de los contratos de dos a tres años, blanquear los pagos ante la Afip, aceptar avales bancarios como garantía y establecer un índice para ajustar el valor del alquiler que promedie la inflación y el salario.

Pero el proyecto finalmente no salió y luego no ingresó en las sesiones extraordinarias, por lo que ahora deberá volver a sortear ambas cámaras para ser aprobado.

Para las agrupaciones defensoras de inquilinos  “el lobby inmobiliario es muy fuerte y pesó más que la necesidad de los 7 millones de argentinos que tienen que alquilar”, dijeron a la periodista Luciana Mangó para El Ciudadano.

La propuesta

Una de las modificaciones que las agrupaciones tomarán es la creación de un registro de contratos de alquileres que los controle y evite abusos.

El objetivo es saber cuál es la oferta inmobiliaria, cuántas personas buscan alquilar, y cuál es el porcentaje de vivienda ociosa.

La propuesta formaba parte del texto original, fue eliminada en la aprobación en  el Senado y sugerida por el Ejecutivo. “Queremos tener certeza que todos tributen lo que corresponda y que se termine la evasión impositiva con el negocio inmobiliario. El control evitaría que haya cláusulas abusivas en los contratos y que las inmobiliarias cobren intermediaciones fuera de la ley. También priorizaremos la mediación sobre la instancia judicial”, opinaron

Otros de los aspectos principales que el nuevo proyecto modificará es la forma para medir el ajuste. Proponen que sea anual y se aplique sólo si la inflación supera el 10 por ciento. El valor será acorde al salario y los acuerdos paritarios. No tendrán en cuenta el costo de vida, como había sido aprobado en el Senado.

La renovación de los contratos será cada tres años y habrá una diferenciación entre los inmuebles para vivienda y los locales comerciales

Compartí esta nota