Lunes 10
Diciembre
2018
18º C / H 90%
BS AS

Actualidad

Capital Federal: Baños unisex en bares y restaurantes y edificios sin portería

04/12/2018 - Son otras de las modificaciones aprobadas en el nuevo Código de Edificación.

ARGENTINA.- Además del nuevo Código de Urbanización, la Legislatura aprobó en primera lectura otra reforma integral, la que se plantea para el Código de Edificación, la norma que fija cómo se construye y con qué materiales. Y que incluye cambios radicales, como permitir los baños unisex, eliminar la obligación de construir una vivienda para el portero en los edificios y admitir las ventanas en las medianeras, hoy prohibidas.

El proyecto fue aprobado sólo con los votos oficialistas. Ahora tiene que ser debatido en audiencia pública para después pasar por una segunda votación en el recinto.

Uno de los principales cambios es que se eliminará la obligación de construir una vivienda para el encargado del edificio, con el objetivo de bajar las expensas.

Hoy, todas las construcciones de 15 o más unidades, o que superen los cuatro pisos, deben incluir una vivienda para el portero. La nueva ley la reemplazará por un vestuario. Así, a futuro los consorcios podrán no tener un encargado full time, no pagarle los servicios y reducir las expensas, o bien contratar una empieza de limpieza.

“El Código de Edificación va a tener un impacto directo sobre las expensas, sobre todo en las construcciones nuevas”, explicó el vicepresidente 1° de la Legislatura porteña, Francisco Quintana.

En tanto, el nuevo Código permitirá que los restaurantes, bares, shoppings y otros establecimientos comerciales puedan construir baños unisex.

La reglamentación hoy vigente obliga a los locales contar con sanitarios separados para mujeres y varones. Sólo pueden ser mixtos si el espacio es usado de a una persona por vez. Lo que sí está permitido y suele verse en algunos bares y restaurantes, es que el espacio de los lavatorios es compartido.

Pero cuando el nuevo código reciba su aprobación definitiva, se suprimirá la exigencia de diferenciar los baños entre “masculino” y “femenino”. Esa distinción será opcional.

Además, los shoppings y locales con más de 2.000 metros cuadrados tendrán que construir un “baño familiar” por cada nivel de acceso al público. Este deberá tener un inodoro y un lavabo para chicos, otro para adultos y un cambiador para bebés. Con esto, se eliminará el sexismo implícito en el hecho de que los cambiadores para bebés están, en la mayoría de los casos, en los sanitarios de mujeres.

La norma también viene a regularizar cuestiones ya existentes. Por ejemplo, autoriza los revestimientos secos y otros materiales y tecnologías. Además, “blanquea” las ventanas en las medianeras: hoy la ley las prohíbe, pero abundan en varios edificios.


Compartí esta nota