Domingo 27
Mayo
2018
15º C / H 89%
BS AS

Actualidad

La suba del dólar ya afectó directamente a los materiales de construcción

10/05/2018 - Aumentaron los hierros de construcción, griferías, cemento, pintura e insumos eléctricos
El aumento en la cotización del dólar impacta más temprano que tarde en el costo de los materiales para la construcción.
En rubros como las pinturas, hierros, derivados del petróleo (membranas y materiales plásticos) y aquellos que contienen cobre (griferías, caños y cables) la devaluación del peso se traslada directamente a las listas de precios. Mientras que en el resto de los materiales el efecto se amortigua parcialmente.
Luego, cuando la suba del dólar mueva el precio de los combustibles, el incremento en el costo de los fletes afectará, inevitablemente, a todos los precios.
En los últimos 10 días, el dólar subió un 6,7% y las listas ya empezaron a modificarse. El hierro y los caños encabezan los aumentos con subas que casi duplican el salto cambiario (12%). Las griferías y los cables promedian un 7% de incremento. Mientras que los materiales gruesos, por ejemplo la cal y el cemento, subieron un 2% en el mismo lapso.
Además, en abril las quincenas se pagaron con un 10% de aumento, de acuerdo al primer tramo de ajustes de la mano de obra definido en las paritarias para 2018. Con lo cual, el índice del costo de construcción se acelerará en mayo, y ya acumula un 5% de incremento en el primer trimestre del año, según el INDEC.
El escenario actual tiene dos antecedentes cercanos, aunque de mayor magnitud, que se pueden tomar como referencia. En la misma semana que asumió el gobierno de Mauricio Macri, algunos materiales aumentaron su valor sin otra razón aparente que la expectativa de una devaluación.
Luego, la salida del cepo cambiario a mediados de diciembre de 2015 elevó la cotización de la moneda estadounidense casi un 40% de un día para el otro. Los precios de los materiales acompañaron el movimiento con subas que llegaron al 30%. Por entonces, algunos comercios demoraron la actualización de las listas de precios publicadas en sus páginas web.
Esa situación replica la experiencia del verano de 2014 (presidencia de Cristina Fernández de Kirchner), cuando el peso se devaluó un 12% en 48 horas. Entonces, los precios de los materiales crecieron fuerte, atados al dólar oficial.

BUENOS AIRES.- Una vez más, Argentina se mete de lleno en otra crisis, en la nebulosa del dólar y en un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Estos temas, sensibles para la historia económica del país, rápidamente dejan sus secuelas.

Es así que el aumento en la cotización del dólar impacta directamente en el costo de los materiales para la construcción. En rubros como las pinturas, hierros, derivados del petróleo (membranas y materiales plásticos) y aquellos que contienen cobre (griferías, caños y cables), la devaluación del peso apunta directamente a los costos y al precio final.

Pero esto no es todo, porque cuando la suba del dólar mueva el precio de los combustibles, el incremento en el costo de los fletes afectará, inevitablemente, a todos los precios, ya que la cadena comercial depende del traslado.

En los últimos 10 días, el dólar subió un 6,7% y las listas ya empezaron a modificarse. El hierro y los caños encabezan los aumentos con subas que casi duplican el salto cambiario (12%). Las griferías y los cables promedian un 7% de incremento. Mientras que los materiales gruesos, por ejemplo la cal y el cemento, subieron un 2% en el mismo lapso.

Además, en abril las quincenas se pagaron con un 10% de aumento, de acuerdo al primer tramo de ajustes de la mano de obra definido en las paritarias para 2018. Con lo cual, el índice del costo de construcción se acelerará en mayo, y ya acumula un 5% de incremento en el primer trimestre del año, según el INDEC.

El escenario actual tiene dos antecedentes cercanos, aunque de mayor magnitud, que se pueden tomar como referencia. En la misma semana que asumió el gobierno de Mauricio Macri, algunos materiales aumentaron su valor sin otra razón aparente que la expectativa de una devaluación.

Luego, la salida del cepo cambiario a mediados de diciembre de 2015 elevó la cotización de la moneda estadounidense casi un 40% de un día para el otro. Los precios de los materiales acompañaron el movimiento con subas que llegaron al 30%. Por entonces, algunos comercios demoraron la actualización de las listas de precios publicadas en sus páginas web.

Esa situación replica la experiencia del verano de 2014 (presidencia de Cristina Fernández de Kirchner), cuando el peso se devaluó un 12% en 48 horas. Entonces, los precios de los materiales crecieron fuerte, atados al dólar oficial.

En esta nota:

Compartí esta nota