Viernes 14
Junio
2024
7.2º C / H 75
BS AS

Actualidad

Mendoza: el IPV pone en marcha el programa de viviendas Ahorro Previo

17/08/2017 - El Programa funciona con una tasa fija en pesos y la idea es recuperar la inversión en Unidades de Valor Adquisitivo.

MENDOZA.- Desde hace varios años el IPV es una de las mejores opciones en Mendoza para acceder a la casa propia, no sólo por las facilidades que otorga el Programa de Ahorro Previo sino por el bajo porcentaje en su tasa de interés la cual es fija y en pesos. Dentro de un tiempo no muy lejano el ente planifica recuperar la inversión en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) que se ajustan por el índice de inflación, tal como aplican los bancos públicos y privados de todo el país.

Otras de las modificaciones que podría sufrir el Programa es la amortización de las cuotas en función de los ingresos o a la inflación del país.

“Venimos trabajando hace tiempo en reconvertir el ahorro previo a UVA. Con la apertura de los créditos hipotecarios nuestra idea es seguir sustentando el Programa y por ello estamos abocados con letrados y contadores en la modificación del recupero de la inversión”, sostuvo Damián Salamone, titular del Instituto Provincial de la Vivienda al portal de noticias local el Sol.com.ar.

El funcionario refirió que la idea es que estas modificaciones sean sustentables en el tiempo y no perjudique a los beneficiarios.

Más alternativas para acceder a la casa propia

Con la finalidad de reducir el déficit habitacional existente en Mendoza que, según el último censo, supera las 60 mil viviendas, el Gobierno Nacional y provincial lanzó diferentes líneas de préstamos para que la gente pueda acceder. Además del Procrear y los créditos UVA, los mendocinos también han referido interés en los que ofrece el IPV.

Uno de ellos, gestado hace cuatro gestiones gubernamentales, es el Programa de Ahorro Previo. El mismo contempla un ahorro previo por parte de las personas interesadas (25%) y el resto es financiado por el ente una vez ya otorgado el crédito, a devolver a 20 años y con una tasa del 8% en pesos.

Este programa está destinado a la construcción de vivienda única y los requisitos que deben cumplir los interesados es poseer terreno con escritura al momento del otorgamiento del crédito y tener el proyecto de la vivienda.

“El beneficiario tiene una etapa de ahorro que son de 48 meses (no necesariamente hay que esperar ese tiempo sino que se puede licitar en el primer mes) y otra de credito”, dijo Salamone y agregó que la cuota de devolución se concreta desde el momento en que la persona habita la casa. El plazo estimado de ejecusión de la vivienda ronda entre los 12 y 18 meses.

Otro de los planes es el Nacional de vivienda mixto, financiado por la Nación y la provinicia. A este pueden acceder aquellas familias que estén por debajo de los dos salarios mínimos, vitales y móviles (alrededor de 17 mil pesos de ingreso total), como también aquellas que lo superen.

Las primeras, según Damián Salamone, recibirán el préstamo al 100 % del Estado. Es decir el 70 % de financiamiento será de la Nación y, el 30 % restante de la provincia. En caso de aquellos que superen los dos salarios mínimos vitales recibirán un financiamiento del 30 % por parte del Estado y el resto a través de créditos hipotecarios.

“La reactivación de los préstamos hipotecarios ha permitido que muchas familias que no tenían opción a su vivienda única hoy apelen a esa alternativa, hablo de familias que superan los dos salarios mínimos y eso ha permitido que hoy en el IPV la focalización esté centrada en aquellos que realmente quedan excluidos de las exigencias de esas alternativas hipotecarias”, sostuvo Salamone.

Respecto a los requisitos para acceder a estos créditos, el titular del IPV dijo que "no tienen que haber sido adjudicatarios de otra vivienda; ser un grupo familiar conformado; cumplir con todas las presunciones vigentes, por más que el plan nacional haya cambiado la política habitacional en Mendoza”.

Además, el adjudicatario no tiene que ser ni haber sido adjudicatarios del IPV, no debe ser beneficiario de créditos del Banco Hipotecario Nacional o de otros provenientes del Estado, como Procrear, no tiene que ser propietario de bienes raíces, no deben estar incluidos en el registro de deudores alimentarios y tiene que ser argentino (nativo o nacionalizado) o extranjero legalmente radicado con una antigüedad de radicación mínima de 5 (cinco) años en la provincia y documento nacional de identidad emitido en la República Argentina.

La morosidad, en baja

Uno de los mayores inconvenientes que siempre presentó el IPV fue el grado de morosidad. Desde el 2016, a fin de reducir el índice, se creó el programa Ponete al día tu casa vale, el cual aún está en vigencia.

“Los resultados han sido muy buenos ya que no sólo cobramos a los morosos sino que concientizamos a la gente sobre la importancia de pagar. Para ello ofrecimos diferentes variantes con distintos planes para que todos tuvieran facilidad a la hora de cancelar las cuotas”, contó Salamone.

Además se agregaron más posibilidades de pagos a través de débitos automáticos, Banco Nación, Pago Fácil, RapiPago, entre otras.

Con este programa alcanzamos, en algunos casos, un 30% o 35% de recupero lo que permitió continuar con las obras”, culminó.

Para mayor información, los interesados pueden dirigirse a Lavalle 92, de Ciudad, o escribir a [email protected].




Compartí esta nota