Lunes 08
Agosto
2022
8.9º C / H 76
BS AS

Nuevos Productos

¿Qué son las fachadas ligeras? Te contamos los tipos y en qué se diferencian

20/06/2022 - Son uno de los elementos más importantes de una construcción, ya que actúa como primera barrera frente a los factores climatológicos externos.
Ampliar (1 fotos)

fachadas ligeras - PLB

Como ya saben los expertos arquitectos, la palabra fachada proviene del italiano ‘facciata’ y se define como el paramento exterior o conjunto de caras exteriores de un edificio o vivienda. Con frecuencia, el término se emplea para hacer referencia únicamente a la fachada delantera o principal.

Es uno de los elementos más importantes de una construcción, ya que actúa como primera barrera frente a los factores climatológicos externos que pueden dañar la buena salud del edificio: lluvia, nieve, viento, heladas, sol, etcétera.

Por esta razón, es de gran importancia elegir un sistema de fachada que nos proteja de estos riesgos a la vez que nos ayude a alcanzar un menor consumo energético, reducir costos de mantenimiento y mejorar el confort de los habitantes de la casa.

La fachada ligera entonces, es un tipo de fachada que se adhiere a la estructura resistente del edificio, pero que no forma parte de esta. Al no contribuir a mejorar la estabilidad del edificio es importante que la fachada ligera esté diseñada para soportar las cargas que incidan sobre sus elementos.

Por consiguiente, una de las partes visualmente más importantes de una edificación es la fachada, ya que, también, es la parte estética de la misma. Desde la empresa PLB, nos aseguran que actualmente existen distintos tipos de fachadas hechas con diferentes materiales, estilos, alturas, lo que las hacen distintas entre sí. Por esta razón, te mostramos las características de las fachadas ligeras y qué las distingue una de las otras.

¿Por qué fachadas ligeras?

Antes de comenzar a hablar de los tipos de fachadas ligeras que existen hoy en día, es importante tener en cuenta por qué estas son tan recomendadas actualmente. Principalmente las fachadas ligeras son muy comunes gracias a que las mismas le aportan menos peso a la edificación.

Muros cortina que se adaptan a las necesidades de los arquitectos.

Cabe destacar que estas van instaladas como un muro exterior a la edificación, lo que quiere decir que no tienen que soportar las cargas gravitacionales transmitidas por la estructura.

Sin embargo, deben ser diseñadas de tal manera que sean capaces de resistir las acciones o solicitaciones que generan sus componentes.

Este tipo de fachadas son fáciles de instalar, se puede escoger el modelo o diseño de preferencia, ya que se pueden hacer en diferentes materiales como el metal o el aluminio, entre otros.

Tipo de fachadas ligeras

Fachadas de paneles

Entre algunas de las fachadas ligeras más comunes se encuentran las fachadas de paneles, estas son de fácil instalación. Por lo general se colocan de arriba hacia abajo y se caracterizan por ser difícil de curvear, por lo que preferiblemente se recomienda una colocación vertical.

Fachadas prefabricadas

También existen las fachadas prefabricadas. Estas son muy comunes en las construcciones de centros comerciales, ya que las mismas ya vienen elaboradas de fábrica de modo que en obra su instalación es rápida y sencilla.

Las fachadas de cortina

Las fachadas de cortina o más conocidas como muros de cortina son aquellas que se fabrican preferiblemente con aluminio. Por lo general se pueden encontrar de manera acristaladas.

Las fachadas de composite

Las fachadas de composite son las que se originan haciendo uso de paneles de composite y vienen en forma de bandeja. Estas se caracterizan por ser de bajos costos y ofrecen una gran ventilación a la edificación.

Ventajas de las fachadas ligeras

Además de las ventajas mencionadas anteriormente las fachadas ligeras ofrecen seguridad y requieren de un trabajo sencillo. Esto se debe a que las misma cuentan con un sistema instalación mucho más sencillo si se compara con las fachadas de ladrillos.

Pueden sustituirse fácilmente y ofrecen un paso de luz ideal y a su vez protegen de cualquier radiación solar y descargas eléctricas.

Finalmente, este tipo de muros o fachadas son muy recomendados en la mayoría de las construcciones en la actualidad específicamente para aquellas destinadas a centros comerciales, oficinas, etc., por su fácil colocación y porque estéticamente pueden adquirir el diseño que el arquitecto desee y su acabado es de mejor calidad

Desventajas de las fachadas ligeras

A pesar de que son más los beneficios que ofrecen este tipo de fachadas, las mismas tienen desventajas que deben tenerse en cuenta a la hora de incluirlas en una edificación:

-Su capacidad de aislamiento es más limitada

-El primer inconveniente es que al ser tan livianas no cumplen el papel de un buen aislante acústico y térmico. Por tal razón, se debe contar con métodos de seguridad que hagan frente y puedan responder ante cualquier incendio o inundación, sin afectar la estructura.

-Son más caras.

-Por otra parte, estas fachadas son mucho más costosas que las fachadas tradicionales elaboradas con ladrillos, piedras, madera, etc.

A pesar de estas desventajas, sin dudas las fachadas ligeras es la opción más rentable y beneficiosa para cuidar la salud de los edificios.




Compartí esta nota