Sábado 25
Enero
2020
30º C / H 54
BS AS

Indices e Informes

Lo que hay que saber sobre estores enrollables: Grados de apertura y medición

14/01/2020 - Hacer una buena elección de las cortinas enrollables es determinante a la hora de dar visibilidad y proteger a la casa de rayos UV. Saber cuestiones como los grados de apertura y conocer cómo medirlos es imprescindible

¿Qué es el grado de apetura de un estor screen?

El grado de apertura podría definirse como el porcentaje de la superficie total de un tejido ocupada por poros u orificios. Y es que este tipo de cortinas es un género que permite aprovechar al máximo la entrada de luz, a la vez que nos protege eficazmente de los rayos ultravioletas del sol.

Estas cuestiones son esenciales a la hora de lograr una mayor o menor visibilidad a través de la cortina enrollable, así como determinar ese grado de protección solar.

La apertura, el grosor, e incluso el color, influyen en la absorción del calor; algo fundamental cuando se trata de reducir el consumo, tanto en verano a través del aire acondicionado, como en invierno con la calefacción. De esta manera, el tejido del screen favorece un ahorro considerable de la energía.

Además, proporciona entre un 50% y un 100% más de luz que un estor convencional. De ahí los interrogantes vinculados a los porcentajes de apertura.

Para facilitar la elección, la empresa especialista en estores enrollables Puntogar explica con detalle cada uno de los grados según las necesidades buscadas para cada propiedad y, además, enseñan claves para la medición y colocación

1. Grado de apertura de un 10% o más

Si lo que se busca es la máxima transparencia y una gran visibilidad exterior, esta debería ser la elección. Se trata de un tejido bastante transparente, por el grosor pero que, sin embargo, no pierde un ápice de calidad en cuanto a la protección solar.

2. Grado de apertura de un 5%

La transparencia en este caso es de nivel medio y la visibilidad exterior es buena.

3. Grado de apertura de un 3%

Se va reduciendo la proporción, y como consecuencia, el grado de transparencia, que es en este ejemplo es medio, pero algo más baja que el anterior. Por su parte, la transparencia exterior ya va siendo baja, si es eso lo que estás buscando.

4. Grado de apertura de un 1%

La visibilidad en este caso es ya mínima y la claridad procedente del exterior es bastante reducida.  Estos dos últimos grados de apertura son los adecuados si quieres eliminar los incómodos reflejos que se producen en monitores o televisores.

5. Grado de apertura de un 0%

El tejido de este estor no es screen, es opaco del todo, por lo que no deja pasar la luz y proporciona una oscuridad a cualquier hora del día, por lo que la visibilidad es nula.


La medición: Una cuestión imprescindible

También, uno de los secretos es simplemente medir bien. Estos pasos son necesarios para la instalación de forma simple y satisfactoria.

1. Sujección a la pared

Para una correcta sujección a la pared, debemos tomar la primera medida a partir del marco superior de la ventana y la segunda a partir del inferior, dando un margen inicial aproximado de unos 10 cm tanto por arriba como por abajo. En la figura llamamos “Y” a la medida total del alto de tu ventana.




Para calcular el ancho, debemos añadir tanto por la izquierda como por la derecha también otros 10cm, tal y como se ve en la siguiente imagen:



También nos podemos encontrar con la circunstancia de que las ventanas tienen la misma anchura de la pared. En ese caso, añadiremos 5 milímetros a cada lado, lo que nos dará el centímetro necesario para encajar el estor entre paredes.




2. Sujección al techo

Anclar e estor al techo puede ser una buena solución cuando haya que salvar obstaculos sobresalientes de la pared como cajones de persiana, pomos de ventana, radiadores, etc.

Para ello debemos tomar la medida a partir del techo hacia abajo, hasta llegar a la longitud que queremos que tenga, tal como lo representan las flechas discontinuas rojas de la  fig.2 bajo estas líneas.


Fig. 2: Toma de medidas para instalar nuestro estor desde el techo.

3. Observación importante sobre el alto del estor

Los obstáculos anteriormente citados y todos los demás que debido a sus características pudieran sobresalir más de 7 cms, pueden sortearse anclando el estor al techo en la forma que hemos comentado en el apartado anterior.

Hay empresas que pueden proporcionar a petición unas escuadras que al instalarse alejan el estor a una distancia conveniente y de las que tenemos varios tipos según necesidades.





4. Falta de espacio


Finalmente, puede ocurrir que en alguno de los dos lados haya una columna o pared que no nos permita holgura. Si no disponemos de ese espacio y tras haber comprobado ya su altura, nos iremos al ancho y tomaremos la medida desde el punto donde se nos termina el hueco,  continuaremos  midiendo la  longitud  horizontal de  la  ventana y añadiremos  una  prolongación de 10 cm más, tal y como  viene representado en la fig.3 bajo estas líneas.




Fig. 3: Si no disponemos de espacio en alguno de los lados de la ventana, tomaremos la medida desde ese punto ciego hasta el otro lado del marco y le añadiremos 10 cms.


Conclusión

Los estores screen están revolucionando nuestra forma de recibir luz en casa, nuestro  confort e incluso la decoración. No sólo poseen formidables como su ligereza, precio económico, simple montaje y fácil instalación. Permiten desde dentro hacia fuera a la vez que protegen nuestra intimidad en el hogar del exterior.

También repelen las partículas de la suciedad y son fácilmente lavables, lo que repercute beneficiosamente para nuestra salud en comparación con las tradicionales cortinas.


Compartí esta nota