Viernes 23
Agosto
2019
11º C / H 76
BS AS

Indices e Informes

Hoteles porteños, entre la oportunidad y la urgencia de renovar sus edificios

07/08/2019 - Tres claves en su renovación edilicia con la llegada de las nuevas tendencias mundiales al negocio hotelero, como el concepto de space as a service.

ARGENTINA.- Son momentos de cambio en el negocio hotelero de Buenos Aires debido a las nuevas tendencias sociales a nivel mundial y el desafío de satisfacer las demandas de un público internacional cada vez más exigente. Estos cambios implican la necesidad de actualizar la infraestructura y el diseño de los edificios, iniciativa que hoy además cuenta con el impulso de los incentivos fiscales propuestos por Gobierno de la Ciudad. El arquitecto Daniel Piana, titular de DPA&D, estudio líder en diseño y arquitectura hotelera, destaca tres claves a tener en cuenta a la hora de emprender la remodelación de un edificio hotelero.


La primera clave del cambio está producida por las economías colaborativas, que representan una de las mayores transformaciones de la manera en la que vivimos y plantean un modelo de distribución y rentabilidad distinto a la economía tradicional. Compartir recursos es la clave de este modelo que se apalanca de plataformas tecnológicas virtuales y que está cambiando la forma de trabajar y también los espacios físicos de la hotelería. Un ejemplo de ello es la transformación del lobby tradicional en un espacio de coworking convertido así en un verdadero hub tecnológico, alineado con el nuevo concepto de space as a service.

La segunda clave para renovar edificios hoteleros tiene que ver con la importancia creciente de la eficiencia energética, que implica la actualización tecnológica de los edificios para lograr soluciones rentables y sostenibles en el tiempo. Se debe focalizar principalmente en cuatro aspectos que son los que más influyen en el consumo de energía y en el cuidado del medio ambiente: la envolvente del edificio, la iluminación, la instalación de climatización y la implementación de prácticas de reducción de consumo de energía y agua. Los hoteles verdes deben transmitir un mensaje de concientización en la protección del planeta, pero más allá de la responsabilidad ambiental totalmente imprescindible, el término sostenible abarca también la visión económica y el contexto social. Los huéspedes de todo el mundo están valorando y eligiendo cada vez más este diferencial de servicio.

Finalmente, hay una tercera clave enfocada en el concepto de diseño atemporal en la hotelería, que permita superar la obsolescencia, con estilos y materiales que perduren y superen las modas. El dinamismo del negocio hotelero exige concebir arquitecturas flexibles que permitan transformar los espacios según las necesidades. Estas decisiones de diseño producen inversiones más controladas y sustentables, así como una reducción del impacto ecológico. Para lograrlo, al comenzar un proyecto se deben trascender las modas y detectar las tendencias que se convertirán en un clásico. Esta es la mejor manera de garantizar la supervivencia del hotel a través del tiempo y la rentabilidad para sus inversores.



Compartí esta nota