Domingo 29
Marzo
2020
22º C / H 86
BS AS

Actualidad

Salarios: La UOCRA ve con buenos ojos los aumentos por decreto

08/01/2020 - El horizonte ideal para Alberto Fernández sería universalizar las sumas fijas en cada paritaria y diferir el inicio de las discusiones por porcentaje hasta después de abril,

ARGENTINA.- El Gobierno comenzó a explorar la posibilidad de generalizar a todas las actividades y extender en el tiempo la política de aumentos salariales en sumas fijas en lugar del arranque formal de la ronda de paritarias de este año. Para el equipo de Alberto Fernández se trata de un mecanismo viable para contener la inflación y al mismo tiempo sostener el poder adquisitivo de los trabajadores más postergados. Ayer hubo un primer sondeo entre los gremios docentes y la intención del oficialismo es intentarlo en las principales actividades del sector privado.

Según publica Ámbito.com, el horizonte ideal para el Ejecutivo sería universalizar las sumas fijas en cada paritaria y diferir el inicio de las discusiones por porcentaje hasta después de abril, para cuando los funcionarios tienen la expectativa de haber promovido una baja concreta en el ritmo inflacionario.

Las respuestas auspiciosas de gremialistas y empresarios al decreto de aumento de $3.000 en enero y mil pesos más en febrero para todos los trabajadores del sector privado animó al Gobierno a imaginar la continuidad de ese esquema. Un efecto inmediato sería el achatamiento de las escalas salariales al inyectar proporcionalmente más recursos a los trabajadores de menos ingresos y cuya propensión al ahorro es menor. En consecuencia, el grueso de esos aumentos iría directamente al consumo interno con un efecto virtuoso sobre la actividad económica.

La extensión de la iniciativa a toda la actividad privada dependerá, primero, de la respuesta final de los docentes y luego de una compleja negociación que deberá llevar a cabo el Ejecutivo con la CGT y los principales sindicatos. En todos los casos la administración de Alberto Fernández cuenta a su favor con la buena predisposición del grueso del sindicalismo tradicional. Durante el fin de semana Héctor Daer, cotitular de la central obrera, explicitó su apoyo al decreto de aumento a privados y en varias entrevistas previas reivindicó a la CGT como “parte integrante” del nuevo Gobierno.

En las paritarias de cada año el primer segmento corresponde en general a sectores con salarios más bajos, como Comercio, Construcción (UOCRA) o metalúrgicos (UOM), donde la política de sumas fijas tiene más chances de ser bien recibida. En tanto que la medida correrá el riesgo de chocar contra la previsible oposición de los sindicatos mejor posicionados frente a la suba del costo de vida y con salarios nominalmente más altos que el promedio.

En esta nota:

Compartí esta nota