Martes 20
Noviembre
2018
23º C / H 65%
BS AS

Actualidad

Para aprender: 5 cosas básicas que no te dicen sobre el crédito hipotecario

02/11/2018 - Todos sueñan en algún momento con independizarse, comprar un auto y hasta una casa. Sin embargo, para todo esto se necesita dinero o un crédito. Y no es fácil conseguirlo.

Todos sueñan en algún momento con independizarse, comprar un auto y hasta una casa. Sin embargo, para todo esto se necesita dinero o un crédito. Y no es fácil conseguirlo. Por eso, queremos darte a conocer 5 cosas que no te dicen sobre el crédito hipotecario para que puedas construir o comprar tu casa. Son básicas, pero sirve para arrancar

Hay un gran porcentaje de personas jóvenes, justamente en el rango de la madurez emocional, económica y social, que no conocen los beneficios y peligros sobre el crédito. Por ello, para evitar que la población, en su ignorancia, caiga en las garras de entidades financieras dispuestas a arrebatar hasta el último euro que tengan, hemos decidido armar este artículo.

1. ¿Es mejor construir o comprar?

Siempre se va a presentar la disyuntiva sobre si, una vez teniendo el préstamo, lo que se debe hacer es comprar o construir una casa. La respuesta es muy sencilla: Depende.

La razón es que si una vez que tengas el crédito hipotecario, y la disponibilidad para comenzar un proceso que lleva tiempo como la construcción, adelante. Debes tener en cuenta que no sólo tomará tiempo, sino que también podría incluir aumento de precios debido a la inflación o a circunstancias fortuitas, como acá en Argentina, todo es una lotería. Todo eso puede hacer que el préstamo se haga nada debido a los nuevos costos.

Por eso, muchas veces es mejor comprar una vivienda. Ya que el costo que tenga es el que será. Una vez acordado con el crédito no será posible cambiarlo, sin importar si hay inflación o cualquier otro evento. Todo depende igual, si sacaste un crédito UVA, podés estar en el horno.

2. La tasa de interés no es fija

Parece obvia. Esta sorpresa se presenta mucho para las personas que no leen los contratos hipotecarios. Muchas veces por estar apresurado con la emoción de comprar una propiedad, las personas se olvidan de leer hasta las letras más pequeñas.

En esa zona, se observa claramente que todos los contratos tienen un aumento de la tasa de interés. Es decir, en vez de ser fija, es variable.

Por eso deben leer atentamente todas y cada una de las partes del contrato, para que este tipo de circunstancias no les tome por sorpresa.

3. Podés conseguir hasta el 70 % del valor del inmueble en un préstamo

Así es, para este tipo de préstamos todos los bancos tienen tendencia a otorgar entre el 70 y el 80 % del total del valor del inmueble. Es decir, si un departamento cuesta USD 100.000, el banco puede prestarte máximo USD 70.000 o quizás. El resto debe ir por tu cuenta.

Sin embargo, es bueno entrar en perspectiva, con un préstamo de ese tamaño, hay que imaginar por cuánto saldrá el interés anual.

Si querés reducir la cantidad de dinero que deberás pagar, lo mejor que puedes hacer es pagar una inicial mucho mayor a tu valor estándar. Aunque debes tener en cuenta que a pesar de que disminuirá tu deuda, bajará el tamaño del préstamo que recibirás.

4. ¿Deudas? Olvidate

Los bancos tienen un pensamiento muy crítico y sencillo de seguir al momento de dar condiciones para un préstamo: que puedas pagar. Eso es todo lo que le importa. Es por ello que antes de decirte que sí, pasás por un análisis financiero y crediticio, en el que ellos podrán observar tu récord de compras y las deudas anteriores que has contraído.

Si tus deudas son pocas, o nulas, podrás recibir un préstamo. Ahora, si tienes cuentas por pagar pendientes que representen el 20% de tus ingresos, solo te prestarán un máximo de 30% del total que has solicitado.

Es un punto a tener muy en cuenta.

5. Los pagos extra es lo ideal

Muchos no saben, pero las personas pueden realizar pagos adelantados de las cuotas que tienen pendientes para así disminuir el interés anual y mensual que tienen por venir.

Por realizar este pago adelantado no te cobrarán extra ni nada. Todo lo contrario, recibirás buenas noticias a través de la reducción de tus cuotas y hasta de intereses. A los bancos les encanta este tipo de acciones puesto que significa que las personas tienen capacidad de pago.



Compartí esta nota