Lunes 23
Septiembre
2019
11º C / H 66
BS AS

Actualidad

Es oficial: El Gobierno propone atar los créditos UVA a los salarios en lugar de la inflación

17/08/2019 - Sería desde enero, cuando termine el congelamiento anunciado, pero deberá ser aprobado en el Presupuesto 2020 por el Congreso

ARGENTINA.-  El Gobierno propuso el congelamiento de las cuotas de los tenedores de créditos UVA hasta diciembre de 2019, con el valor de referencia de agosto, para paliar la inflación y la devaluación de los últimos meses. La medida forma parte de las iniciativas que se estudiaron y lanzaron esta semana luego de la derrota oficialista en las PASO del domingo 11 de agosto.

El anuncio, sin embargo, no despejó las dudas que se generaron respecto a qué pasará a partir de enero, cuando —además de concluído el plan— se espera un cambio de mando en el Estado. El secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, confirmó que planean un "esquema de ajuste por salario" hasta que al menos se estabilice el valor del dólar.

La primera medida anunciada apunta a suspender el ajuste mensual de las cuotas por el índice de inflación hasta fin de año. Así, se evitará el impacto de la fuerte suba del dólar en los tomadores de créditos UVA. En reemplazo de la inflación, el ajuste en los pagos se realizaría a través del Coeficiente de Variación Salarial (CVS), que es mucho más bajo. La diferencia entre ambos índices sería abonada por el Estado directamente a los bancos como una especie de subsidio a los tomadores de crédito.

Cumplido el plazo del congelamiento (de agosto a diciembre), el Gobierno prepara un plan para que el ajuste sea por escala salarial: "Estamos trabajando para incluir los fondos en el Presupuesto 2020 para que podamos converger en un esquema que ajuste por salario hasta que se puede converger con el índice de inflación", explicó Kerr en diálogo con el programa Buenos Días América, y agregó: "La gente se tiene que quedar tranquila que en enero vamos a hacer el ajuste por salario, porque en enero la inflación va a seguir siendo alta".

El funcionario detalló que esta tarde se reunirán con las autoridades bancarias para que la medida lanzada este jueves 15 de agosto "se pueda implementar lo más rápido posible", e insistió: "Estos cuatro meses el aumento inflacionario lo absorbemos todo del Estado".

El congelamiento inicial no fue bien recibido por los tomadores de crédito, que calificaron la medida como un "anuncio electoralista". Débora Villalba, integrante del Colectivo Autoconvocados UVA, lamentó: "Sabíamos que el crédito se iba a ajustar pero nos vendieron una inflación que nunca se dio" y comentó que "la mora es una mentira más de este Gobierno.

No hay mora porque el pago está asociada al cobro del sueldo. Es imposible dejar de pagarlo". En declaraciones a El Destape Radio, contó su situación: "Con mi marido tomamos un crédito de 940.000 pesos para comprar una vivienda.

Comenzamos pagando 6.000 pesos, ahora pagamos 13.000 y le debemos al banco 1.600.000. Aún no hubo ejecuciones pero ya varias personas recibieron cartas documento de los bancos". "Perdimos que se eliminen los créditos UVA. Los bancos ya ganaron lo suficiente, pero para las familias fue una estafa. Nosotros no queríamos hacer un negocio. Alquilamos durante 10 años y queríamos tener una casa. Si quería hacer negocios invertía en Leliq", concluyó.

Fuente: Perfil.com



Compartí esta nota