Sábado 21
Julio
2018
5º C / H 61%
BS AS

Sector Inmobiliario

Ahora, las inmobiliarias contraatacan a los inquilinos

21/03/2018 - Luego de que Gervasio Muñoz explicara que las organizaciones de inquilinos controlan que se cumpla la ley, el representante de las inmobiliarias lo intimó por “menoscabo a la personalidad"
El presidente de Inquilinos Agrupados (IA), Gervasio Muñoz, fue intimado por el Colegio Unico de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad (Cucicba) para que deje de “hostigar” a las inmobiliarias y de controlar que los comercios cumplan con la ley. La intimación corrió por cuenta de la institución que preside Armando Pepe, el mismo que afirmó el año pasado: “Violé la ley como la mayoría en el mercado inmobiliario”. En tanto, el referente de IA rechazó los términos de la carta documento y anticipó que pedirá “la intervención del Colegio porque queremos saber qué hicieron ante esas declaraciones, ya que la Legislatura le dio la obligación de controlar”.
La advertencia a Muñoz llegó luego de que él declarara al canal Crónica TV que “hay una tarea de las organizaciones de inquilinos de seguir permanentemente a las inmobiliarias, que son amigas de no cumplir la ley bajo ningún punto de vista”.
PUBLICIDAD
La falta de control sobre las inmobiliarias es la queja más frecuente entre quienes alquilan viviendas. Este año, en la primera encuesta nacional sobre las condiciones de vida de quienes alquilan, realizada por la Federación Nacional de Inquilinos, el 97 por ciento de los encuestados manifestó que no se las controla. Sin embargo, para Cucicba la frase de Muñoz resultó agraviante al punto  de que la consideró “un menoscabo a la personalidad, dignidad y honor” de los corredores. Además, la intimación sostiene que los corredores inmobiliarios y los martilleros no son sujetos de relevancia pública y “por ende no existe motivo atendible alguno para que deban soportar semejante atropello”.
Para Muñoz, esa indignación es paradójica porque el año pasado, antes de asumir la presidencia de Cucicba, Pepe dijo en televisión que él violó “la ley como la mayoría del mercado inmobiliario”. Unos meses después, ya como presidente de la institución, el mismo Pepe afirmó en un medio digital que uno de sus objetivos era luchar contra la ley que regula el sector inmobiliario porque “viola los derechos de los corredores”, y atribuyó su triunfo en la interna del Colegio a que “la gestión anterior no hizo nada en los últimos dos años con el avance de la Asociación de Inquilinos”.
Muñoz, en diálogo con PáginaI12, sostuvo que “es grave lo que afirmó (Pepe), porque no sólo violó la ley, también tiene conocimiento de que otros la violaron, y es el presidente del Colegio que debe controlar y sancionar los abusos. También es grave el silencio del gobierno porteño y el de la Legislatura”, remarcó. Además, definió como contradictorio el argumento de la intimación, ya que los dichos de Pepe son tan generalizadores como los que le atribuyen a él, “aunque estos no parecen haber despertado el rechazo de sus colegas”.  
Este diario intentó comunicarse con el presidente de la entidad para consultarlo al respecto. Sin embargo, Pepe omitió responder los llamados.
Según IA, las inmobiliarias no respetan el tope del 4,15 por ciento de comisión para alquileres de inmuebles destinados a vivienda única; incumplen el deber de informar si el inmueble es apto para discapacitados; cobran gastos administrativos excesivos y no entregan facturas o recibos oficiales.
En la respuesta que dirigió al Colegio, Muñoz sostuvo que la afirmación “los corredores y martilleros ‘no son sujetos de relevancia pública’ es equivocada”. Y consideró que “ejercen una profesión de gran interés público, monopolizando en gran medida el mercado de alquileres y determinando con sus acciones y omisiones las condiciones concretas con las cuales se encuentra quien necesita alquilar una vivienda para habitar”. 
Para el representante de los inquilinos, “esto tiene que ver con la visión de la vivienda que tiene el gobierno, según la cual se cree que lo único que hay que discutir es si se construye o no, cuando el problema es mucho más complejo. El 38 por ciento de la población de la ciudad vive en casas alquiladas y sin acceso a créditos. Y para legislar que la comisión la pague el dueño se tardó años”.
En cuanto a las denuncias contra las inmobiliarias, Muñoz explicó que “en el Colegio de corredores no hay ninguna porque los inquilinos no van a la boca del lobo. En el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) te piden pruebas, y las inmobiliarias no te dan pruebas de su incumplimientos. Somos nosotros los que radicamos las denuncias y, en los últimos cinco meses, tuvimos alrededor de 500 personas a las que le cobraron la comisión”, advirtió.
Por otra parte, el Cucicba le exige a Muñoz que por los controles que  realiza “acredite por qué causa, título o legitimación se arroga tales facultades, las cuales no le son propias y constituyen una intromisión ilegítima en las facultades que la Ciudad le otorgó a Cucicba”. Al respecto, el titular de IA afirmó que “legalmente no hay nada que me impida controlar que se cumpla la ley, y no porque tenga una asociación civil. Cualquier ciudadano tiene derecho a ejercer el control sobre un organismo público”.

BUENOS AIRES.- El presidente de Inquilinos Agrupados (IA), Gervasio Muñoz, fue intimado por el Colegio Unico de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad (Cucicba) para que deje de “hostigar” a las inmobiliarias y de controlar que los comercios cumplan con la ley.

La intimación corrió por cuenta de la institución que preside Armando Pepe, el mismo que afirmó el año pasado: “Violé la ley como la mayoría en el mercado inmobiliario”. En tanto, el referente de IA rechazó los términos de la carta documento y anticipó que pedirá “la intervención del Colegio porque queremos saber qué hicieron ante esas declaraciones, ya que la Legislatura le dio la obligación de controlar”.

La advertencia a Muñoz llegó luego de que él declarara al canal Crónica TV que “hay una tarea de las organizaciones de inquilinos de seguir permanentemente a las inmobiliarias, que son amigas de no cumplir la ley bajo ningún punto de vista”, cita el diario Pagina12.

La falta de control sobre las inmobiliarias es la queja más frecuente entre quienes alquilan viviendas. Este año, en la primera encuesta nacional sobre las condiciones de vida de quienes alquilan, realizada por la Federación Nacional de Inquilinos, el 97 por ciento de los encuestados manifestó que no se las controla. Sin embargo, para Cucicba la frase de Muñoz resultó agraviante al punto  de que la consideró “un menoscabo a la personalidad, dignidad y honor” de los corredores. Además, la intimación sostiene que los corredores inmobiliarios y los martilleros no son sujetos de relevancia pública y “por ende no existe motivo atendible alguno para que deban soportar semejante atropello”.

Para Muñoz, esa indignación es paradójica porque el año pasado, antes de asumir la presidencia de Cucicba, Pepe dijo en televisión que él violó “la ley como la mayoría del mercado inmobiliario”. Unos meses después, ya como presidente de la institución, el mismo Pepe afirmó en un medio digital que uno de sus objetivos era luchar contra la ley que regula el sector inmobiliario porque “viola los derechos de los corredores”, y atribuyó su triunfo en la interna del Colegio a que “la gestión anterior no hizo nada en los últimos dos años con el avance de la Asociación de Inquilinos”.

Muñoz sostuvo que “es grave lo que afirmó (Pepe), porque no sólo violó la ley, también tiene conocimiento de que otros la violaron, y es el presidente del Colegio que debe controlar y sancionar los abusos. También es grave el silencio del gobierno porteño y el de la Legislatura”, remarcó. Además, definió como contradictorio el argumento de la intimación, ya que los dichos de Pepe son tan generalizadores como los que le atribuyen a él, “aunque estos no parecen haber despertado el rechazo de sus colegas”.  

Este diario intentó comunicarse con el presidente de la entidad para consultarlo al respecto. Sin embargo, Pepe omitió responder los llamados. Según IA, las inmobiliarias no respetan el tope del 4,15 por ciento de comisión para alquileres de inmuebles destinados a vivienda única; incumplen el deber de informar si el inmueble es apto para discapacitados; cobran gastos administrativos excesivos y no entregan facturas o recibos oficiales.

En la respuesta que dirigió al Colegio, Muñoz sostuvo que la afirmación “los corredores y martilleros ‘no son sujetos de relevancia pública’ es equivocada”. Y consideró que “ejercen una profesión de gran interés público, monopolizando en gran medida el mercado de alquileres y determinando con sus acciones y omisiones las condiciones concretas con las cuales se encuentra quien necesita alquilar una vivienda para habitar”. 

Para el representante de los inquilinos, “esto tiene que ver con la visión de la vivienda que tiene el gobierno, según la cual se cree que lo único que hay que discutir es si se construye o no, cuando el problema es mucho más complejo. El 38 por ciento de la población de la ciudad vive en casas alquiladas y sin acceso a créditos. Y para legislar que la comisión la pague el dueño se tardó años”.

En cuanto a las denuncias contra las inmobiliarias, Muñoz explicó que “en el Colegio de corredores no hay ninguna porque los inquilinos no van a la boca del lobo. En el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) te piden pruebas, y las inmobiliarias no te dan pruebas de su incumplimientos. Somos nosotros los que radicamos las denuncias y, en los últimos cinco meses, tuvimos alrededor de 500 personas a las que le cobraron la comisión”, advirtió.

Por otra parte, el Cucicba le exige a Muñoz que por los controles que  realiza “acredite por qué causa, título o legitimación se arroga tales facultades, las cuales no le son propias y constituyen una intromisión ilegítima en las facultades que la Ciudad le otorgó a Cucicba”. Al respecto, el titular de IA afirmó que “legalmente no hay nada que me impida controlar que se cumpla la ley, y no porque tenga una asociación civil. Cualquier ciudadano tiene derecho a ejercer el control sobre un organismo público”.


Compartí esta nota