Lunes 20
Mayo
2019
13º C / H 90
BS AS

Opinion

¿Son seguras las rápidas obras de construcción en seco en los centros comerciales?

17/07/2017 - La noticia sobre el derrumbe del techo del Abasto Shopping se suma a una de los tantos derrumbes que tiene la ciudad de Buenos Aires en los últimos años. Los hubo de todo tipo y en variadas construcciones y obras. Inevitablemente, el interrogante se posa sobre el tipo de construcción del cielo raso.

ARGENTINA (redacción).- La noticia sobre el derrumbe del techo del Abasto Shopping se suma a una de los tantos derrumbes que tiene la ciudad de Buenos Aires en los últimos años. Los hubo de todo tipo y en variadas construcciones y obras. Inevitablemente, el interrogante se posa sobre el tipo de construcción del cielo raso.  

Ahora le tocó al Shopping Abasto en plenas vacaciones de invierno donde, por suerte, no hubo que lamentar víctimas fatales ni heridos.

Pero, conocida la noticia, surge el interrogante: ¿son seguras las obras de construcción en seco, puntualmente dentro de los centros comerciales?

Generalmente, tanto los pequeños como grandes locales se edifican sobre construcción en seco, paredes con paneles de yeso -en su mayoría Durlock- y todo tipo de materiales no húmedos a fin de acelerar la obra, acotar tiempos y sumar ductibilidad al momento de pensar y crear los espacios dentro de, por ejemplo, un shopping. Estas obras suelen ser rápidas  en comparación con el ladrillo.

Contratistas que suelen realizar trabajos para grandes cadenas y que prefieren no dar a conocer sus identidades, da cuenta de ello: "En Unicenter por ejemplo se hacen  grandes locales como un MC Donalds o un Burger, en cuestión de semanas. Se levantan paredes de Durlock, se las pinta o decora con materiales rápidos. y se monta un  gran espacio muy vistoso pero de dudosa seguridad. Luego vemos, como pasan estas cosas, que se cae un techo entero".

En el caso del Abasto, la mampostería del segundo piso del shopping Abasto de Buenos Aires se desprendió del resto de la estructura del gran espacio el lunes 17 de  julio a las 16 horas, sin provocar heridos pero causando grandes sorpresas entre los compradores de los locales. A pesar de que el incidente dejó restos del cielorraso  en el medio de un pasillo del centro comercial, el sitio permaneció abierto y solo se bloqueó el sector afectado para poder trabajar en su reparación.

En un comunicado difundido por voceros de Abasto Shopping se informó que las causas "aún se están investigando" y que lo que se desprendió fue "una parte del  revestimiento de durlock del techo situado en el sector Agüero" del centro comercial. Según consta en el escrito el desprendimiento "se produjo en forma lenta, lo que  permitió que nuestro personal de seguridad cerrara el sector afectado ni bien percibieron lo que estaba ocurriendo. No hubo heridos ni lastimados" y el shopping  funciona normalmente.

Lo que no funciona, evidentemente, es el control de estas obras. Miles de comercios abren en tiempo récord: todo es muy lindo, pero detrás no lo es tanto. 



Compartí esta nota