Lunes 10
Diciembre
2018
18º C / H 93%
BS AS

Mundo

Los negocios de la Isabel II al descubierto

26/03/2018 - La soberana británica es dueña de un sinfín de palacios, castillos, tierras y empresas de todo tipo, entre ellas un McDonald's
Ampliar (1 fotos)

Reina Isabel

La nueva adquisición de la reina de Inglaterra es un McDonald's. Isabel II es una de las soberanas más ricas, su patrimonio incluye palacios, propiedades por todo el país, acciones, tierras y también empresas de todo tipo, como por ejemplo negocios relacionados con la comida macrobiótica y orgánica. Por todo esto, no resulta extraño que la reina más longeva del mundo haya decidido invertir una pequeña parte de su fortuna en un establecimiento de comida rápida.
La soberana británica gestiona todo este conglomerado empresarial mediante de The Crown Estate, una sociedad que se fundó para dirigir todos los negocios y el patrimonio de los reyes británicos. Los beneficios de todo este conjunto de empresas son altísimos y sustentan el elevado tren de vida de la familia real, ya que se destina un 15% de los excedentes a mantener al núcleo duro de los Windsor.
¿Qué es The Crown Estate?
La familia real británica ha ido acumulando tierras, castillos y palacios por toda Inglaterra desde hace siglos. Para preservar esta herencia y obtener rendimientos, en 1760 el Rey Loco, Jorge III, decidió crear una sociedad que gestionase todo su patrimonio y que a la vez le reportara una suma anual para poder mantener a toda su familia. De este modo, todos los ingresos de The Crown Estate van a parar a las arcas del Estado, pero el monarca recibe el 15% del beneficio para su uso y disfrute.
Castillo de Windsor. (Vanitatis)
Castillo de Windsor. (Vanitatis)
Todo este patrimonio tiene un carácter exclusivamente privado. A pesar de ello, solo es propiedad del monarca durante su reinado y no puede ser vendido, así que si por algún casual uno de los sucesores de Isabel II tuviese problemas económicos, no podría vender su sociedad, porque se considera que por su alto valor histórico también pertenece simbólicamente al Estado y a todos los ciudadanos.
Entre los principales negocios se incluye un extenso patrimonio inmobiliario que tiene dos pilares, los palacios y castillos y los edificios del centro en alquiler que la sociedad posee en el centro de Londres, además de un total de 18.454 hectáreas en el campo inglés y galés que son explotadas por diferentes firmas agrícolas. Asimismo, The Crown Estate controla pequeñas empresas que se reparten por todo el país y que van desde la minería hasta la comida rápida.
Grandes ingresos
Parece ser que las empresas gestionadas mediante The Crown Estate dan unos beneficios muy altos, ya que este año la soberana británica recibió nada más y nada menos que 97,1 millón de libras. Esta altísima cifra se verá de nuevo aumentada el año que viene, porque el consejo de la sociedad ha decidido subir la asignación de la reina hasta los 104,7 millones de libras.
Carlos de Inglaterra. (Vanitatis)
Carlos de Inglaterra. (Vanitatis)
El príncipe Carlos también participa en The Crown Estate gracias a las tierras que le corresponden como heredero del ducado de Cornualles. Fue allí, a principios de los 90, cuando el heredero decidió invertir en la comida orgánica, en Home Farm. La empresa, Duchy Originals, ha tenido este último año una facturación de más de 200 millones de libras, de las que a Carlos le corresponden 20.
Una situación muy distinta
En España no existe ningún tipo de sociedad así porque los reyes no pueden tener empresas a su nombre. Felipe VI debe mantener a su familia con la asignación anual que recibe del Congreso de los Diputados y que para este 2017 se quedó a las puertas de los 8 millones de euros. Esta suma se divide en sueldos, gastos oficiales, viajes y mantenimiento de las propiedades.
Felipe VI se baja el sueldo hasta los 234.204 euros y asigna 187.356 al rey Juan Carlos
PALOMA ESTEBAN
Felipe VI se ha asignado un salario de 234.204 euros, frente a los 292.752 del rey Juan Carlos durante los últimos años de su reinado, según los presupuestos
Lo cierto es que Felipe VI es uno de los monarcas que tiene las manos más atadas. No todos los reyes se encuentran en la misma posición que el español. Guillermo Alejandro de los Países Bajos es accionista de la petrolera Shell, una de las mayores compañías de su país y que le reporta unos grandes beneficios a finales de año. En la misma situación se encuentra Carlos Gustavo de Suecia, quien participa en varias empresas a la vez que obtiene ingresos estatales por representar a su país.

INGLATERRA.- La nueva adquisición de la reina de Inglaterra es un McDonald's. Isabel II es una de las soberanas más ricas, su patrimonio incluye palacios, propiedades por todo el país, acciones, tierras y también empresas de todo tipo, como por ejemplo negocios relacionados con la comida macrobiótica y orgánica.

Por todo esto, no resulta extraño que la reina más longeva del mundo haya decidido invertir una pequeña parte de su fortuna en un establecimiento de comida rápida. La soberana británica gestiona todo este conglomerado empresarial mediante de The Crown Estate, una sociedad que se fundó para dirigir todos los negocios y el patrimonio de los reyes británicos. Los beneficios de todo este conjunto de empresas son altísimos y sustentan el elevado tren de vida de la familia real, ya que se destina un 15% de los excedentes a mantener al núcleo duro de los Windsor.

¿Qué es The Crown Estate?

La familia real británica ha ido acumulando tierras, castillos y palacios por toda Inglaterra desde hace siglos. Para preservar esta herencia y obtener rendimientos, en 1760 el Rey Loco, Jorge III, decidió crear una sociedad que gestionase todo su patrimonio y que a la vez le reportara una suma anual para poder mantener a toda su familia.

De este modo, todos los ingresos de The Crown Estate van a parar a las arcas del Estado, pero el monarca recibe el 15% del beneficio para su uso y disfrute.
Castillo de Windsor. (Vanitatis)Castillo de Windsor. (Vanitatis)Todo este patrimonio tiene un carácter exclusivamente privado. A pesar de ello, solo es propiedad del monarca durante su reinado y no puede ser vendido, así que si por algún casual uno de los sucesores de Isabel II tuviese problemas económicos, no podría vender su sociedad, porque se considera que por su alto valor histórico también pertenece simbólicamente al Estado y a todos los ciudadanos.

Entre los principales negocios se incluye un extenso patrimonio inmobiliario que tiene dos pilares, los palacios y castillos y los edificios del centro en alquiler que la sociedad posee en el centro de Londres, además de un total de 18.454 hectáreas en el campo inglés y galés que son explotadas por diferentes firmas agrícolas. Asimismo, The Crown Estate controla pequeñas empresas que se reparten por todo el país y que van desde la minería hasta la comida rápida.

Grandes ingresos

Parece ser que las empresas gestionadas mediante The Crown Estate dan unos beneficios muy altos, ya que este año la soberana británica recibió nada más y nada menos que 97,1 millón de libras. Esta altísima cifra se verá de nuevo aumentada el año que viene, porque el consejo de la sociedad ha decidido subir la asignación de la reina hasta los 104,7 millones de libras.

Carlos de Inglaterra. (Vanitatis)Carlos de Inglaterra. (Vanitatis)El príncipe Carlos también participa en The Crown Estate gracias a las tierras que le corresponden como heredero del ducado de Cornualles. Fue allí, a principios de los 90, cuando el heredero decidió invertir en la comida orgánica, en Home Farm. La empresa, Duchy Originals, ha tenido este último año una facturación de más de 200 millones de libras, de las que a Carlos le corresponden 20.

Una situación muy distinta

En España no existe ningún tipo de sociedad así porque los reyes no pueden tener empresas a su nombre. Felipe VI debe mantener a su familia con la asignación anual que recibe del Congreso de los Diputados y que para este 2017 se quedó a las puertas de los 8 millones de euros. Esta suma se divide en sueldos, gastos oficiales, viajes y mantenimiento de las propiedades.

Felipe VI se ha asignado un salario de 234.204 euros, frente a los 292.752 del rey Juan Carlos durante los últimos años de su reinado, según los presupuestosLo cierto es que Felipe VI es uno de los monarcas que tiene las manos más atadas. No todos los reyes se encuentran en la misma posición que el español. Guillermo Alejandro de los Países Bajos es accionista de la petrolera Shell, una de las mayores compañías de su país y que le reporta unos grandes beneficios a finales de año. En la misma situación se encuentra Carlos Gustavo de Suecia, quien participa en varias empresas a la vez que obtiene ingresos estatales por representar a su país.


Compartí esta nota