Martes 20
Noviembre
2018
23º C / H 65%
BS AS

Actualidad

Ahora buscan proteger a los deudores de los créditos hipotecarios UVA

14/09/2018 - Calculan que entre 110 mil y 130 mil personas y familias contrajeron créditos de ese tipo.

ARGENTINA.- Los créditos hipotecarios UVA quedaron bajo la lupa de la oposición panperonista en Diputados. Tras un debate del que participó una agrupación de deudores hipotecarios alarmados por la devaluación y la relación cuota-ingreso que deben afrontar (con el temor de que el préstamo se les torne impagable), legisladores del FpV -que motorizaron la reunión- pero también del peronismo no K de Argentina Federal y del massismo, se comprometieron a buscar una “solución” en el ámbito del Congreso.

No quedó claro cuál sería ese camino, pero hubo críticas al Gobierno por el “cambio” de escenario pues cuando se dio el boom de créditos, Mauricio Macri auguraba un 9% de inflación para su último año de gestión.

Entre las propuestas concretas, un asesor del massista Marco Lavagna (quien no pudo estar) reflotó un proyecto ya presentado el año pasado de crear un “fondo compensador” para este tipo de situaciones, y el kirchnerista José Luis Gioja abogó por reemplazar la indexación UVA por inflación, por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS). Hay seis proyectos en total que ya han sido presentados. Fuera de micrófono, sin embargo, se señalaba que cualquier decisión debería tener en cuenta la imposibilidad de alterar contratos con los bancos, por los juicios que se generarían.

Dentro de ese marco, el ex ministro Axel Kicillof, convocante del encuentro junto a la diputada Mónica Macha, sostuvo que “la oposición tiene que ponerse de acuerdo con establecer algún límite para las cuotas”.

“El crédito UVA no era desfavorable (antes de la devaluación)”, concedió Kicillof, que recordó que el FpV votó en contra de la ley UVA en setiembre de 2016 porque no tenía la “salvaguarda” de ajustar las cuotas por variación salarial.

“Era un crédito bárbaro para el acreedor, no para el deudor. Hubo una publicidad engañosa porque se omitió decir los riesgos de que se desencajen los ingresos”, sostuvo Kicillof durante el debate en una sala del anexo de Diputados, del cual participaron también los jefes de bancada del FpV, Agustín Rossi, del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner, el massista Daniel Arroyo y el peronista Javier David, entre otros.

Invitado por Kicillof, el periodista especializado en economía Jairo Straccia expuso una visión matizada. Señaló que aún en este contexto adverso un crédito UVA “es mejor que alquilar”, ya que la relación promedio entre ingreso y alquiler es peor para el bolsillo, del 45%.

Puso como ejemplo el caso de un deudor que compró 49 m2 en La Paternal, por 91 mil dólares, con 72 mil dólares de préstamo UVA. De enero a la fecha la cuota le subió 22% en capital e intereses y sólo recibió 14% de aumento salarial, y en tres tramos. “Pero su deuda se redujo en dólares, de 72 mil a 45 mil”, indicó.


Sin presentarlo como la panacea, Straccia evaluó que “el alquiler era un esfuerzo mayor y sin estar pagando tu casa. Te estás capitalizando, y en una situación extrema el deudor que no puede pagar aún malvendiendo, se queda con 20 a 30 mil dólares de diferencia. Pero entiendo que lo que uno quiere es poder pagar su casa, no hacer negocio financiero”, razonó sin convencer a los tomadores de créditos en UVA sentados enfrente suyo, que lo cruzaron fuerte y llegaron a acusarlo de decir “lo mismo” que el ministro Nicolás Dujovne.

Luego, el economista Ariel Setton, miembro del Plan Fénix, indicó que el promedio de colocación de créditos UVA pasó de 22 a 30 años, y advirtió que “hay indicios de burbuja inmobiliaria, las propiedades aumentaban de a miles de dólares porque había mucha demanda, pero en agosto se frenó y en setiembre es probable que empiece a caer”. Estimó que la relación cuota-ingreso llegaría a 28,5% a fin de este año. “Hoy, con 6,5% a 9% de tasa no conviene sacar un UVA. Es más conveniente ser inquilino de por vida, el UVA fue lo que fue (contó que se multiplicaron por veinte los créditos) por la tasa que daban los bancos. Es es sí una buena herramienta, el problema es la política de ingresos”, dijo en crítica hacia el Gobierno.

También habló Eduardo Reese, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que reivindicó como un derecho humano el acceso a la vivienda. “El que tomó deuda quiere ser deudor hipotecario, no rehén del sistema financiero, el Congreso debe hacer posible pagar esos créditos hipotecarios”, afirmó entre aplausos.

El kirchnerista Agustín Rossi sostuvo que la intención es “conjugar un proyecto único”, y aseguró que tratarán de “sensibilizar” a diputados de Cambiemos. De ese interbloque solamente el salteño Alfredo Olmedo participó un rato del debate.

El massista Arroyo cuestionó que a diferencia de otros tiempos, “estamos en la Argentina frente a una generación de inquilinos. Los créditos UVA van camino a ser una estafa si no hacemos algo a tiempo”, dramatizó. Y el peronista David señaló que “esto pasó porque el Gobierno planteó un sendero en el que íbamos a tener inflación del 10%, pero hoy estamos en el 40%”. Sostuvo que debía irse hacia “un subsidio de tasa o un esquema como el que planteó el Frente Renovador”, por el proyecto de Lavagna de Fondo Compensador. La reunión concluyó con final abierto, con la mirada puesta en la evolución de los créditos UVA, hoy cuestionados pero que fueron hasta el comienzo de la devaluación en abril, una de las estrellas del repunte económico.


Compartí esta nota