Miércoles 20
Junio
2018
15º C / H 79%
BS AS

Actualidad

La fuerte suba del dólar en febrero no detuvo el crecimiento de los créditos hipotecarios

08/03/2018 - La autoridad monetaria registró un aumento promedio del 4,1% de la divisa y del 7,6% de los préstamos para la vivienda.

ARGENTINA.- En nuestro país no solo se mantiene un ritmo alto la inflación, sino también una elevada volatilidad del tipo de cambio, dos ingredientes fundamentales para las aspiraciones del mercado inmobiliario. El acceso a la compraventa de  viviendas no está exento a estas variables sino que son determinantes.  En la previa, como a posteriori, cuando se usa el crédito hipotecario indexado como el UVA o UVI, se ajustan por inflación.

Sin embargo, los datos del Banco Central dieron cuenta de que en febrero el segmento de los créditos hipotecarios fue el más expansivo, con 7,6% respecto del nivel de enero, con la conjunción del devengamiento de intereses mes a mes de los que sólo pagan parcialmente, porque el resto se capitaliza (aumenta la deuda nominal original), con la formalización por parte del sistema bancario de las solicitudes que tienen en cartera, algunas desde hace más de 50 días. En total se elevaron en unos $10.240 millones, a poco más de $145.000 millones.

En febrero las líneas hipotecarias superaron los $145.000 millones, la tasa de interés promedio subió a 20,21% anual, estimó el Banco Central. 

La escalada violenta del dólar en el mercado de cambios, 4,3% en el promedio de febrero, no frenó el otorgamiento de los préstamos, pese a que genera serias dificultades y malestar entre los tomadores de créditos hipotecarios. En particular, de los solicitantes indexadas por UVA, porque se genera un bache inquietante entre el monto aprobado en pesos y el precio del inmueble que en general se pacta en dólares, que en el promedio de tasaciones del orden de USD 130.000, según los datos que aporta el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.  Representa un faltante de hasta USD 10.000, unos $200.000, al momento de la escritura.






Compartí esta nota