10/11/2017

Sector Inmobiliario

real estate

Los desarrolladores inmobiliarios deben adaptarse a los nuevos clientes

Sólo un sector del mercado inmobiliario podría verse afectado por negociación de TLC (Tratado de Libre Comercio).

MUNDO.- Las empresas inmobiliarias deben estar atentas a las necesidades de las nuevas generaciones, que son las que buscan espacios compartidos de trabajo, así como nuevas necesidades de vivienda; muchas de las nuevas tendencias aún no son muy bien aceptadas por los desarrolladores.

Estos temas fueron abordados por Germán Ahumada, copresidente de Artha Capital; Martin Werner; socio fundador de DD3 Capital Partners; Fernando de Núñez, vicepresidente de la División de Desarrollo en One Sotheby’s y Perla Machaen; fundadora de Perla Machaen Real Estate, durante la más reciente edición de Expo Negocios Inmobiliarios.

Perla Machaen explicó que en su experiencia como agente inmobiliario en Miami, el mercado ha pasado por un proceso de evolución, en el que no sólo se busca la vanguardia tecnológica en la operación de un edificio, sino que tenga el confort necesario para descansar del ajetreo de la vida cotidiana.

“Hace 10 años hablabas de la espectacularidad del edificio, de la tecnología que tenía, sus amenidades. Ahora la nueva tecnología va encaminada a la parte del bienestar, de regresar a lo básico, a lo natural, a una vida saludable, con elementos que procuren tu salud, son elementos que la gente comienza a pedir en Miami”.

Para Fernando de Núñez las técnicas de venta también han evolucionado, ya que cada vez se hacen campañas enfocadas en el público objetivo para cada tipo de desarrollo, se han dejado los medios impresos para hacer publicidad y cada vez se recurre más al uso de la tecnología.

“No sólo se trata de presentar puras imágenes estéticas, sino de hacer videos, con lo que la visita física tampoco es necesaria, eso también beneficia a los agentes inmobiliarios, pueden presentar varias casas con el uso de un video, se requiere cada invertir más en tecnologías”.

Finalmente, Martin Werner aseguró que a pesar del escenario macroeconómico, así como de la incertidumbre por el año electoral, el desarrollo inmobiliario en el país continuará, aunque puede mostrar algunos frenos debido a la cautela para invertir justo por las elecciones.

“El sector de vivienda crecerá porque hay un bono demográfico que demanda dónde vivir, a pesar de las complicaciones para encontrar terrenos, tramitar los permisos, convencer a los vecinos, quizá baje la absorción”.

Mientras que en el sector comercial, por el incremento en rentas, encarecimiento de terrenos y el crecimiento de estos lugares hará que el retorno para los inversionistas no se tan acelerado. A causa de los sismo, el mercado de oficinas tendrá mayor dinamismo, ya que las empresas buscan nuevos centros de trabajo.

En donde puede verse una afectación mayor, sobre todo por la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), es en el sector industrial. Pero el turismo continúa con una buena perspectiva, sobre todo en la compra de inmuebles estabilizados.


Recomienda esta nota: