10/10/2017

Sector Inmobiliario

compraventa

El estado sigue vendiendo terrenos públicos y los barrios van cambiando

En el Estado afirman que buscan generar inversiones y que todo el dinero irá a obras públicas.

CABA. - Acaso uno de los temas en el que más afinadamente está funcionando la sintonía entre los gobiernos de la Nación y la Ciudad sea la venta de terrenos estatales. Con los que autorizó la Legislatura porteña en la última sesión, los predios sumados equivalen a más de 33 manzanas. En el Estado afirman que buscan generar inversiones y que todo el dinero irá a obras públicas. Pero varias de las iniciativas despiertan rechazo vecinal. Por lo pronto, y aunque demoren algunos años, en varios barrios de la ciudad habrá transformaciones importantes.

En la sesión del jueves 28 de septiembre, los legisladores dieron dos pasos importantes. El más novedoso fue la autorización para que se pueda edificar en cinco terrenos que, sumados, equivalen a unas 6 manzanas. El más importante queda en Retiro: es la franja que corre a lo largo de Avenida del Libertador desde Ramos Mejía hasta la altura del Museo Ferroviario, donde hoy hay galpones y estacionamientos de oficinas públicas. Allí habrá un importante cambio, porque demolerán unas tres cuadras del paredón que da a Libertador y se podrán levantar edificios de hasta 45 metros de altura.

Los otros cuatro terrenos que quieren subastar quedan en Ortiz de Ocampo entre las vías del tren Mitre y las del San Martín (Palermo), en Triunvirato y Roosevelt (Villa Urquiza), en Holmberg y Pico (Saavedra) y en General Paz y Acassuso (Mataderos).

Como se trata de una modificación al Código de Planeamiento Urbano, ahora el expediente debe pasar por una audiencia pública y una segunda sanción. Pero se descuenta que será aprobada, porque el oficialismo cuenta con los 32 votos del interbloque Vamos Juntos, más eventuales aliados.

De hecho, esto sucedió con el otro proyecto sancionado ese jueves, ya en segunda lectura. Se trata de la urbanización del playón ferroviario de Colegiales, donde autorizarán la construcción privada pero también abrirán las calles hoy cortadas por el tren. La altura máxima en la se permitirá construir en el playón ferroviario del barrio se fija en 25 metros.

Otra iniciativa, ya votada una vez, es la de construir edificios de entre 60 y 75 metros en Catalinas Sur, La Boca.

Estos proyectos se suman a una lista que incluye predios que equivalen a más de 24 manzanas, por ejemplo, el playón que queda detrás de Catalinas Norte, donde se autorizó la edificación de torres para oficinas. También está el predio de más de 4,4 manzanas en Palermo donde hoy funciona un hipermercado Jumbo y una sucursal de la cadena Easy.


Recomienda esta nota: