07/11/2017

Obras y Proyectos

eficiencia energética

La construcción de muros eficientes, clave de la sustentabilidad

Qué se debe tener en cuenta en la ejecución de muros, tanto portantes como de cerramiento, y qué materiales garantizan una construcción sostenible a nivel económico y ecológico.

ARGENTINA. - Desde hace muchos años, la tendencia mundial en el sector constructivo es la de utilizar materiales naturales y saludables con el fin de edificar de forma sustentable, dando como resultado emprendimientos que requieren menor uso de energía primaria y que generan menos emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

En este sentido, tanto los profesionales como los consumidores argentinos están tomando cada vez más conciencia acerca de la necesidad de utilizar la energía de forma más responsable, de tal manera que se está avanzando rápidamente en aspectos de eficiencia energética y sustentabilidad en la vivienda.

Es por esto que el término "muros eficientes" se oye con más frecuencia en el sector, siendo definido como aquel que optimiza la relación entre costo-beneficio logrado en relación a su vida útil, nulo mantenimiento, a la eficiencia energética y a la sustentabilidad.

"En todo tipo de construcción es fundamental que la envolvente sea eficiente para lograr ahorros al momento de la ejecución y posteriores beneficios en relación a menor consumo de energía y dimensionamiento de equipos para climatización", afirma el Arq. Sebastián Cegatti, responsable del Departamento de Sustentabilidad del Grupo UNICER, conformado por seis empresas fabricantes de ladrillos cerámicos. "Como arquitecto, siempre aconsejo que se invierta dinero en realizar muros eficientes y saludables, ya que no es una etapa de obra que en general se reemplace posteriormente. En cambio, existen otras que se pueden mejorar con el tiempo y que no son estructurales", opina.

Para esto, el Arq. Cegatti asegura que, a la hora de proyectar, lo más importante es elegir el ladrillo correcto para cada área de la construcción. Una vez en obra, colocar los ladrillos húmedos, nivelarlos y dejar un espesor mínimo de juntas, recomendablemente de un centímetro en dos tiras, interrumpiéndolo en el sentido transversal para evitar puentes térmicos.

Además, es importante saber que hay un producto para cada tipo de uso: para paredes exteriores, para muros portantes, para cerramientos internos. El Grupo UNICER cuenta con dos líneas principales de productos: una para el desarrollo de muros portantes y otra para ejecutar muros de cerramiento. "Dentro de cada línea, existen ladrillos para ser usados en la envolvente, que cuentan con una baja transmitancia térmica, y ladrillos para ser utilizados en interiores para tabiquería divisoria", señala el arquitecto.

De esta forma, los ladrillos cerámicos demuestran que, con su bajo costo y gran disponibilidad, aseguran una larga vida útil, resistencia y, sobre todo, el uso de un material natural, sin agregados de productos tóxicos, que permite ejecutar muros permeables y más saludables. "Sabemos que el sistema constructivo realizado con ladrillos cerámicos huecos no requiere mantenimiento y que, si es bien ejecutado, no tiene límite de vida útil. En cambio, el resto de los sistemas constructivos

industrializados, al ser más complejos de realizar, permiten mayores errores a la hora de la ejecución que genera futuras problemáticas. Además, al ser menos resistentes, son susceptibles a golpes y movimientos que pueden producir fisuras y desprendimientos", señala el Arq. Cegatti.

La concientización ambiental es uno de los temas centrales hoy en día en diferentes sectores. Actualmente los clientes optan por comprar productos naturales y saludables que contemplan el cuidado del medio ambiente y el ahorro de recursos naturales y energéticos. La trazabilidad de los productos es uno de los puntos centrales que comienza a tener peso en el sector de la construcción en pos de la mejor elección de los insumos abocados al proceso constructivo eficiente tanto para los consumidores finales y profesionales.

"Las formas constructivas van cambiando según las épocas y el contexto en que se desarrollan, buscando solucionar las problemáticas intrínsecas y externas de los procesos sociales, culturales y económicos. En Argentina, estamos abocados a continuar trabajando sobre nuevos materiales y tecnologías constructivas que busquen minimizar la transmitancia térmica de muros exteriores mediante envolventes aisladas eficientemente y con muros interiores que posean inercia térmica que permita amortiguar los cambios de temperatura interior", concluye el arquitecto.




Recomienda esta nota: