05/01/2018

Mundo

obras

OMEGA inauguró su nueva fábrica en Suiza

La creación sustentable y funcional del reconocido arquitecto japonés Shigeru Ban, tecnología de vanguardia en la manufactura relojera más avanzada del mundo, historia y toda la eficiencia que requiere Omega en un único y renovado espacio.


El beneficio clave para OMEGA es la eficiencia. Este nuevo edificio combina ahora, bajo un solo techo, todos los procesos de montaje y pruebas propios de la firma. Se trata de una total consolidación del trabajo, lo que significa que el rendimiento general de la compañía se hará más productivo y dinámico que nunca antes.

Todas las etapas, incluidas la T2 (montaje de relojes), la T3 (brazaletes) y la T4 (embalaje), además de existencias y logística, culminan allí.  Además, el edificio está diseñado para actividades de capacitación, lo que permitirá a OMEGA avivar y mejorar constantementelas aptitudes del personal interno.

Cuando está emergiendo una nueva generación de compradores, OMEGA ha cambiado radicalmente sus instalaciones y servicios con este apasionante complejo, totalmente dispuesto para satisfacer las demandas de esos nuevos usuarios.

Las puertas ya están abiertas

Al marcar el siguiente capítulo en su famosa historia de innovación y excelencia como manufactura, OMEGA se enorgullece con la apertura oficial del edificio de producción más nuevo en su sede central de Bienne, Suiza.

La nueva fábrica representa el complejo industrial más avanzado del sector para montaje de relojes, capacitación y control de calidad. Diseñado por el brillante y galardonado arquitecto japonés Shigeru Ban, es una obra ecológica maestra realizada totalmente con pícea suiza y hormigón. Dentro, OMEGA ha utilizado el espacio de las 5 plantas del modo más eficaz posible, al unir la innovación técnica y la pericia humana en un proceso de fabricación totalmente funcional.

El arte de Shigeru Ban

Conocido por la sofisticación de sus estructuras y sus técnicas nada convencionales, Shigeru Ban se ha hecho famoso como uno de los principales y más apasionantes arquitectos del mundo. De sus diseños de museos curvilíneos, en Francia, a una iglesia de cartón, en Japón, su trabajo ha tenido una repercusión global y ha cosechado elogios no solo de sus colegas, sino también de la revista Time, que lo han citado como uno de los máximos innovadores del siglo XXI en el terreno de la arquitectura y el diseño.

Al combinar los temas de la arquitectura japonesa y la modernización occidental, Ban ha establecido su propio y único enfoque del diseño. Y todavía más, se ha convertido en sinónimo del uso de materiales de construcción sorprendentes. Sobre todo, su ingenioso trabajo con papel y tubos de cartón ha abierto el camino a estructuras de bajo coste y reciclables. Pero su arquitectura no se ha limitado solo a esos materiales. Su inteligente y espectacular utilización de madera y cristal puede verse también  en todo el mundo y, últimamente, en la sede central de OMEGA en Bienne, Suiza.

En 2014, Ban ganó el premio Pritzker, el más prestigioso galardón de arquitectura, por sus importantes contribuciones a la innovación arquitectónica y a la filantropía. El jurado lo declaró: “Un arquitecto incansable, cuya obra irradia optimismo”. Este gran elogio se debió en gran parte a las rápidas, económicas y sostenibles soluciones habitacionales que Ban había creado para las víctimas desplazadas y sin hogar a causa de catástrofes. A lo largo de su trabajo, Ban ha demostrado que sus creaciones no son solo bellas, son también realmente beneficiosas para la gente necesitada.

Ciertamente, Shigeru Ban es un maestro en su profesión. Para OMEGA, una de las manufacturas de relojería más importantes y más vanguardistas del mundo, Ban era la elección evidente a la hora de plantear un proyecto de edificio ejemplar.

Iglesia de papel en Kobe, Japón

Cuando un tremendo terremoto destruyó en 1995 la iglesia Takatori de Kobe, Ban diseñó una nueva iglesia provisional, hecha de innovadores tubos de papel.

Pabellón Japonés para la Expo 2000, Hannover, Alemania

Esta estructura reticular fue hecha con tubos de papel reciclables y dio como resultado un asombroso edificio con aspecto de panal.

Nomadic Museum, Nueva York, EUA

Este museo temporal e itinerante (de ahí el llamarse, Museo Nómada) fue diseñado para viajar y está construido con contenedores de transporte metálicos alquilados localmente y tubos de papel reciclables.

Nicholas G. Hayek Center en Tokio, Japón

Sede del Swatch Group en Japón, este edificio fue diseñada como refleja del área financiera tokiota de Ginza, de cuatro plantas con contraventanas de cristal, con un gran atrio lleno de vegetación y un asombroso salón de actos.

Metal Shutter House en Nueva York, EUA

Situado en Manhattan, este edificio fue diseñado para aprovechar la luz natural y las vistas del entorno. El diseño ha utilizado puertas de cristal que van del suelo al techo y persianas autoenrollables perforadas, para ofrecer privacidad y también transparencia a la ciudad.

Centro Pompidou-Metz, Francia

Una creación curvilínea, con un techo ondulado realizado con un fascinante motivo hexagonal. Se inspiró en la estructura tejida de un sombrero chino que Ban encontró en Paris.

Tamedia Office Building en Zúrich, Suiza

Este edificio de oficinas libre de emisiones de carbono se creó con vigas de madera ensambladas mediante uniones articuladas mecánicas, sin necesidad de juntas metálicas nicola. El diseño en madera se complementa con una fachada de cristal que llena de luz el interior.

La Seine Musicale, Francia

Una gran sala para todos los eventos, con 4000 asientos, situada en las afueras del oeste de París. El diseño incluye un gran panelfotovoltaico en forma de vela, que se desplaza siguiendo la posición del sol y proporciona una eficiencia aún mayor.

La tecnología interior

La relojería de OMEGA lleva mucho tiempo en la vanguardia del sector. Una ojeada al interior de su novísimo edificio revela cómo la pericia humana está ahora interactuando con la ayuda de la robótica al más alto nivel.

En el centro del edificio, OMEGA ha instalado un sistema de almacenamiento totalmente automatizado que se alza a través de 3 plantas. Como sacado de una película de ciencia ficción, el depósito central ignífugo contiene más de 30 000 cajas llenas de todos los componentes requeridos por los relojes de la firma. A través de ventanales construidos especialmente, los visitantes pueden contemplar maravillados el sistema de almacenaje y sus brazos robotizados en acción.

Solo dos personas especialmente adiestradas tienen autorización para entrar en el sistema central de almacenamiento.  Esto se debe a que el oxígeno interior ha sido reducido a un 15,2%, para asegurar que allí no se puede iniciar o extender un incendio.

Además, hay otros varios ejemplos de tecnología que demuestran la magnífica eficiencia de la actual industria manufacturera de OMEGA. Esta incluye los brazos y sistemas de robotización utilizados en las pruebas Master Chronometer. Para los humanos, el transporte y la organización de los relojes con medios físicos es un trabajo pesado y que lleva mucho tiempo. Por eso los grandes brazos robóticos de OMEGA están totalmente adaptados a realizar esas tareas.  Al medir, fotografiar, recargar, cambiar de posición, desplazar y sumergir los relojes, estos brazos proporcionan a OMEGA un nivel operativo sistemático y constante. Se trata de una magnífica cadena de montaje que nunca pierde su ritmo.

Pero eso no significa que no se necesite la intervención humana. Al haber destinado a los robots las tareas simplemente mecánicas, el personal de OMEGA puede concentrarse plenamente en los resultados de las pruebas y asegurarse de que cada reloj funciona con una precisión perfecta y está listo para su utilización.

Existen también brazos robóticos destinados a la identificación y la presentación final de cada reloj. Los sistemas de lectura aseguran que cada reloj sea extraído de la línea de montaje y dotado de la garantía y la certificación correctas y de todo lo que sea necesario incluir. Otro ejemplo de tecnología son los brazos de grabación por láser, que proporcionan a cada reloj su identidad exclusiva.

Por último, vale la pena mencionar que la herramienta más importante de que OMEGA dispone son sus profesionales. Solo hay que pasear por el edificio y ver la intensa concentración y las esmeradas destrezas que se emplean en cada mesa de trabajo. De ajustar las agujas perfectamente en una esfera a la encajadura final de un reloj terminado, todos los maestros relojeros muestran el mismo interés y la misma dedicación que han impulsado a la firma OMEGA durante casi 170 años.

Ficha técnica del almacenaje central

Velocidad: 4 metros por segundo

Capacidad: más de30 000 cajas de almacenamiento

Elevadores: 2 elevadores verticales

Longitud: 27,4 metros

Anchura: 9,4 metros

Altura: 14,2 metros

Volumen: 3660 metros cúbicos

Volumen de trabajo: 1400 operaciones por hora

El poder de la gente

“Swiss Made” es una ventaja que OMEGA se enorgullece de tener en el corazón de su firma. Pero estas palabras hacen mucho más que describir las piezas de un reloj o la innovación técnica de la compañía. Representan también el nivel de la gente de OMEGA, que trabaja sin descanso para lograr los mejores relojes del mundo.

Desde luego, la mejor herramienta de OMEGA es su personal. Solo hay que pasear por el nuevo edificio y ver la intensa concentración y las esmeradas destrezas que se emplean en cada mesa de trabajo. De ajustar las agujas perfectamente en una esfera a la encajadura final de un reloj terminado, todos los maestros relojeros muestran el mismo interés y la misma dedicación que han impulsado a la firma OMEGA “Swiss Made” durante casi 170 años.

Para proporcionar a su gente una ventaja añadida, OMEGA ha potenciado al máximo el ambiente de trabajo de su nuevo edificio. Del cuidadoso control de la temperatura al acondicionamiento del aire ya la ergonomía del conjunto, todo se ha integrado para lograr una fluidez excepcional. Incluso la rigurosa eliminación de polvo prueba que la manufactura de OMEGA puede operar a un nivel muy alto y difícil de lograr.

Al crear este óptimo espacio de trabajo, no cabe duda de que OMEGA se superará aún más en la confección de sus relojes. Después de todo, es esta especie de ambición reconocida la que ha dado al marchamo de calidad “Swiss Made” su gran fama mundial. Para que siga triunfando en el futuro, los profesionales de OMEGA ocupan el mejor lugar posible.

El nuevo hogar de las pruebas METAS

La nueva manufactura de OMEGA se ha creado para alojar también los procesos de calidad y control técnico de la firma, incluidas las pruebas METAS para la certificación Master Chronometer. 

Toda la tecnología de las 8 pruebas METAS se encuentra en la 3.a planta, incluidos los potentes imanes que someten cada reloj a un campo de 15 000 gauss. Es aquí en donde OMEGA certificará sus relojes según los niveles más altos del sector en cuanto a precisión, funcionamiento y resistencia al magnetismo.

Energía eficiente

En conformidad con la innovación de este ambicioso proyecto de edificio, la nueva manufactura ha sido diseñada con un ingenioso concepto del clima y la energía interiores. Siguiendo tres claras etapas, OMEGA ha logrado alcanzar la máxima eficiencia mediante un desarrollo realmente sostenible.

Ahorros de energía y reducción de la carga

En primer lugar, el nivel de aislamiento elegido para el edificio supera realmente los requisitos del código de edificación suizo. Al basarse en esta eficaz energía integrada, OMEGA puede reducir satisfactoriamente las cargas externas sobre el sistema de calefacción del edificio.

En cuanto al exterior de cristal, se ha incluido en cada ventana una protección antisolar muy eficaz.  Esa especie de persianas externas es controlada por el sol, según hacia qué dirección esté orientada la ventana.

Dentro, toda la iluminación artificial se basa en la utilización de LED. Esto garantiza una baja potencia instalada, un consumo de electricidad también bajo y cargas internas de calor muy débiles. La iluminación está también controlada por la luz diurna y sensores de presencia que solo se encienden cuando es necesario.

Optimización y mejora de sistemas

En general, para toda la climatización de espacios se han utilizado sistemas radiantes. Este famoso método ofrece mayor confort y bajo consumo de energía, porque el sistema funciona basado en temperaturas de refrigeración altas y temperaturas de calefacción bajas. En otras palabras, la calefacción y refrigeración del edificio pueden producirse con una eficacia muy grande.

En un impresionante ejemplo de reciclaje, la nueva manufactura utiliza su propio exceso de calor generado en procesos de producción, tales como aire comprimido, formación de vacío y reducción de oxígeno diatónico, para otras áreas que lo requieren, como el precalentamiento de agua de uso doméstico.

Incluso los ventiladores utilizados en la unidad de tratamiento del aire son energéticamente eficientes para limitar el consumo de electricidad. Los índices de ventilación varían también según las necesidades y descienden todo lo posible durante la noche. De igual modo, en los talleres los porcentajes de renovación de aire por hora se controlan de modo diferente, según las necesidades específicas del proceso de producción.

Utilización de los potenciales de energía renovable

Todo el suministro de energía del edificio se basa en un sistema geotermal, que aprovecha el potencial de energía regenerativa del agua del subsuelo. Esta es suministrada por medio de varios pozos de la zona. El agua subterránea bombeada correa través de un intercambiador térmico y enfría directamente las estancias.

Los paneles radiantes del interior del edificio funcionan con temperaturas de entrada de 16 a 18°C, que pueden ser suministradas directamente por el agua del subsuelo, sin ningún enfriamiento adicional. Para la calefacción, el agua subterránea se controla con una bomba de calor.

Finalmente, para producir parte de la electricidad necesaria para la calefacción, refrigeración, ventilación e iluminación renovable, el tejado sudoriental del Edificio O está cubierto con módulos fotovoltaicos (paneles solares).

Recomienda esta nota: