29/10/2017

Mundo

vacaciones

Alquileres: ¿cuánto costará veranear en el sur de Brasil en el 2018?

Una guía de precios para los que van en auto, avión, alquilan casas o prefieren hoteles en las playas del estado de Santa Catarina, que reciben más de un millón de argentinos por año.

BRASIL. - Las playas del sur de Brasil, con Florianópolis como principal referente, son las opciones más buscadas en el país vecino por los argentinos, al punto que todos los veranos compiten con nuestra costa atlántica y en esos meses de temporada se escucha hablar más español que portugués en la arena brasileña.

Tanto es el interés por las playas del sur de Brasil, que la mitad de los argentinos que viaja al país vecino se queda en el estado de Santa Catarina. El año pasado recibió un millón de argentinos, según datos de la embajada de Brasil en la Argentina.

¿Cuánto costará este verano pasar unos días en las cálidas playas de Santa Catarina?

Brasil no estará tan accesible como aquellas temporadas doradas. Hay que estimar que con respecto al año pasado el costo de vida estará alrededor de un 20% más alto.

Incluso en el verano pasado los operadores locales se quejaron por la baja de argentinos en sus playas en relación con 2015 y con un gran aumento de los precios de comercios, restaurantes y supermercados.

Para tener presente, un real equivale a 5,80 pesos argentinos, cambio oficial para la venta, que puede variar según la casa de cambio y la comisión.

Pero cuando se compara con los precios que pueden resultar abusivos en nuestra costa atlántica, Brasil siempre sale bien parado. Claro que el viaje en sí, puede desbalancear el presupuesto.

Avión vs. auto

El presupuesto cambia radicalmente si se viaja en auto o se llega en avión, además, por supuesto, del tipo de alojamiento elegido.

Si se busca en esta época del año un pasaje aéreo directo Buenos Aires-Florianópolis, para mediados de enero, con más de dos meses de anticipación, habrá que desembolsar entre 13.000 y 15.000 pesos por persona, entre ida y vuelta. En Aerolíneas Argentinas, por ejemplo, las tarifas más económicas ya están agotadas. "Es un destino que funciona muy bien en verano, por eso, durante enero y febrero pasamos de 8 frecuencias semanales a 17. Además, esta temporada también se suman vuelos directos a Florianópolis desde Córdoba, Rosario y Mendoza", explica Mariana Feuermann, jefa de prensa de Aerolíneas.

Gol ofrece 14 frecuencias semanales a Florianópolis y durante el verano sumarán 4 vuelos diarios más de ida y vuelta a la capital de Santa Catarina. Las tarifas para enero y febrero rondan los 12.000-13.000 pesos, recién en marzo se reducen a 8000.

Azul, la aerolínea brasileña, comenzará el 11 de diciembre los vuelos directos y diarios entre Buenos Aires y el aeropuerto Navegantes, próximo al balneario de Camboriú. Las tarifas también rondan los 15.000 pesos para enero y se reducen a 12.000 para febrero de ida y vuelta.

Para los que se animen a semejante manejada, los costos se reducen drásticamente.

Desde Buenos Aires hay que recorrer entre 1600 y 1800 kilómetros, según la ruta que se elija y contemplar una noche de alojamiento. El cálculo de nafta es entre 6 y 8 tanques, que varía con el modelo del auto, entre ida y vuelta.

En Brasil, el litro de gasolina aditivada (nafta súper) cuesta, entre 3,60 y 4,20 reales. La premium alrededor de 5 reales. El diésel (no pedir gasoil, porque lo confunden con gasolina), 2 reales. Tarifas bastante similares a las argentinas.

Pablo Palmeiro, creador del blog enautoabrasil.blogspot.com.ar, que cada temporada recibe entre dos y tres millones de visitas y que va todos los veranos a Brasil en auto desde hace más de 30 años, recomienda tomar la ruta Colón-Paysandú, que cruza por Uruguay. De allí por la 26 hasta Rivera- Santana do Livramento, luego continuar por la BR290 hasta Osorio y luego por la BR 101 que va por el litoral hasta la playa buscada.

En el nuevo shopping Siñeriz de Rivera que tiene frontera unificada se pueden hacer los trámites de Migraciones de los dos países (salida de Uruguay y entrada en Brasil), que son imprescindibles.

"Las rutas de Brasil no están en su mejor momento porque no tienen buen mantenimiento. En la BR 290 están trabajando para duplicarla y se demora por las obras, pero yo elijo este camino porque es el más corto y más tranquilo. Lo que sí, es necesario hacer noche (y reservar antes, porque los hoteles ruteros pueden estar completos en cualquier época del año) y contemplar cuatro comidas en la ruta, porque no se puede ingresar con alimentos a Uruguay", sugiere Palmeiro. Conviene evitar cargar nafta en Uruguay, donde es más cara.

Otra alternativa es la ruta Buenos Aires-Paso de los Libres, para cruzar allí la frontera y continuar hasta São Gabriel, quedarse por la noche y luego seguir hasta Florianópolis.

En cuanto a peajes, hay que calcular por tramo, 300 pesos. En Brasil deben pagarse en reales, por lo que se recomienda llevarlos desde Buenos Aires o cambiar ni bien se cruza la frontera.

Alquiler de casas

Las opciones de alojamiento son amplias, desde pequeñas posadas y departamentos en alquiler a resorts con todo incluido.

En la inmobiliaria Diego Marquez, con más de 10 años en Playa de Ingleses, aseguran que los argentinos prefieren las playas de Canasvieiras, Cachoeira do Bom Jesús, Lagoinha, Ponta das Canas e Ingleses, ubicadas al norte de la isla y que todos los días hacen nuevos contratos de alquileres a clientes provenientes de la Argentina.

En su web (www.aluguelemflorianopolis.com.br) tienen varias ofertas, como un departamento para cuatro personas (un solo dormitorio) a 50 metros de la playa de Canasvieiras por 5270 reales por 15 días de alquiler en enero.

En Ingleses, un departamento de las mismas características y por el mismo período, pero a 400 metros de la playa cuesta 5000 reales.

Un departamento en Canasvieiras para cuatro personas cuesta entre 2000 y 2500 pesos por día, según la página de Airbnb.

Un departamento para tres personas (un dormitorio) en Jureré Internacional cuesta 2040 pesos por día.

En Camboriú, una de las tradicionales playas de Santa Catarina, con grandes edificios y animada vida nocturna, un departamento en pleno centro, de tres dormitorios (capacidad siete personas) y servicios cuesta 600 reales por día en temporada alta. Si se busca de un dormitorio la tarifa se reduce a 300 reales diarios.

Hoteles, posadas y all inclusive

En Ingleses, un hotel de cuatro estrellas cuesta desde 700 reales por noche para dos personas con desayuno. Una posada ronda los 300 reales por día.

En el Costão de Santinho, el resort cinco estrellas en el norte de Florianópolis, una semana de alojamiento cuesta 14.600 reales para una familia de 4 con sistema vip inclusive.

Para los que buscan todo resuelto, la gran solución son los tours con aéreo alojamiento y traslados que ofrecen las agencias de viaje. De esta manera se viaja en avión y se accede a hoteles de buena categoría con tarifas que se reducen entre un 30% y un 40% si se compran por separado.

"Este verano ofrecemos paquetes de una semana con chárters a Florianópolis y además contamos con cupos confirmados en vuelos regulares, con tarifas muy económicas, por los acuerdos con las aerolíneas y los hoteles", explica Daniela Palermo, del Almundo.com.

La agencia ofrece, por ejemplo, un viaje de una semana de alojamiento en enero, en el hotel Mar de Canasvieiras Hotel & Eventos, de tres estrellas, con desayuno. Incluye aéreo directo y traslados internos por $ 21.350 por persona.

Si se elige el Costão do Santinho, el paquete asciende a $ 39.750 por persona, con sistema todo incluido, aéreo directo y traslados.

En Despegar.com informaron que Brasil muestra un crecimiento de más del doble respecto del año pasado; en septiembre ya comenzaron a vender los paquetes para el verano. En promedio los viajeros optan por estadías de 7 días en hoteles y posadas.

Por ejemplo, para enero y febrero, a Playa de Ingleses, en Florianópolis cuesta, para dos personas $ 69.424 (incluye aéreo y 7 noches de alojamiento en hotel 3 estrellas con desayuno).

En Camboriú: $ 44.466, también para dos personas con aéreo y 7 noches en hotel 3 estrellas.

En Bombinhas: $59.520, para dos con aéreo en apart-hotel 3 estrellas con desayuno.

Ferrugem, la playa joven

Para los jóvenes que quieran disfrutar unos días en las playas de Ferrugem, varias agencias argentinas ofrecen tours, casi como los de egresados a Bariloche, de siete noches de alojamiento en posadas con desayuno, traslados en ómnibus semicama y paseos desde $ 12.000 pesos. Los programas suelen tener coordinación permanente, entradas a fiestas nocturnas e incluyen algunas comidas. Las tarifas más económicas son para habitaciones compartidas por cuatro o más.

Ferrugem es uno de los balnearios de moda del sur de Brasil a 80 kilómetros al sur de Florianópolis, con una intensa vida nocturna, prácticamente reservado para los jóvenes.

¿Efectivo o tarjeta?

¿Cómo conviene manejarse con los pagos? Una buena alternativa es cambiar pesos por reales en la Argentina antes de viajar. De esta manera se evitan las comisiones primero de pasar los pesos a dólares y luego a reales.

Aunque podrían aceptarlos, evitar por todos los medios pagar con pesos argentinos en Brasil porque el cambió resultará muy desfavorable.

También conviene pagar con tarjeta de débito porque el tipo de cambio es el del día y se puede consultar con el banco emisor de la tarjeta (online, se ve al momento), no con la crédito porque el tipo de cambio será el de cierre de la factura, más adelante, y no se puede saber con exactitud el tipo de cambio. La tarjeta de débito se puede usar prácticamente en cualquier lugar y es más seguro que andar con mucho efectivo.

Una advertencia para desprevenidos: en Brasil está prohibido que se lleven la tarjeta al cobrar porque en el pasado hubo casos de clonaciones; así que siempre hay que asegurarse de que la transacción se haga delante de uno.

En Brasil no se devuelve el IVA por compras a turistas; es un proyecto que hace tiempo está bajo análisis.

Datos útiles

Moneda

Un real equivale a 5,80 pesos. Un dólar, 3,25 reales.

Traslados

Taxi. Desde el aeropuerto al centro de Floripa, R$ 31; a Canasvieiras, R$ 77; a Lagoa da Conceição, R$ 40.

Desde el aeropuerto en ómnibus regular 2,90 reales hacia las playas. Diferencial, 4,50.

El viaje en ómnibus desde Retiro hasta Florianópolis cuesta desde 7500 pesos en servicio semicama por Flechabus.

Supermercado

Los supermercados de playa suelen ser bastante costosos, incluso más que en la Argentina. Una buena alternativa para los que se quedan muchos días es ir a los mayoristas que están sobre las rutas, como por ejemplo la cadena Fort, donde los precios están un 30 % menos que en los locales céntricos. Pero sólo se justifica en caso de familias numerosas y estadas prolongadas.

Comidas

Una gaseosa cuesta alrededor de R$ 4 reales. En los restaurantes por kilo, con R$ 20 se puede almorzar muy bien. Una porción de langostinos apanados, por ejemplo, cuenta entre R$ 45 a 80, según el restaurante. Una cazuela de mariscos en un buen restaurante cuesta 150 reales.

Nafta

El litro de gasolina aditivada (nafta super) cuesta, entre 3,50 y 4,20 reales. La premium alrededor de 5 reales.



Recomienda esta nota: