15/10/2017

Ferias y Expo

Arquitectura

"Futuro e ilusión": el eje de la propuesta curatorial de Barcelona en la Bienal Internacional de Arquitectura Buenos Aires

La exposición ocupa el tercer piso de la Usina del Arte y puede verse hasta el 20 de octubre. Un documental y cinco proyectos muestran cómo es posible hacer arquitectura para la gente con bajo presupuesto.

CABA. - La presencia de Barcelona en la Bienal Internacional de Arquitectura estuvo centrada en un ciclo de conferencias y una exposición donde se exhibieron cinco proyectos que fueron seleccionados por el Ayuntamiento de Barcelona y el Institut Ramón Llull: la cooperativa de viviendas La Borda, el conjunto de equipamientos de Fort Pienc, la restauración del Turó de la Rovira, la rehabilitación de la fábrica Fabra i Coats y las viviendas para personas mayores de Torre Júlia. Estos proyectos tienen en común la economía de recursos y una sensibilidad particular frente a los materiales y los usos colectivos y representan el concepto de "arquitectura urbana" que cruzó todas las charlas y actividades de la comitiva catalana, encabezada por Daniel Mòdol, concejal de Arquitectura, Paisaje Urbano y Patrimonio del Ayuntamiento de Barcelona.

El montaje y diseño de la exposición que puede verse hasta el 20 de octubre en el tercer nivel de la Usina del Arte (Caffarena 1, La Boca) fue producto de un concurso que se realizó en Barcelona hace unos meses.

Ariel Cavilli, arquitecto argentino que vive en Barcelona desde 2001 y los catalanes David Aceves y el artista visual Toni Cassasas, colegas y amigos, armaron equipo con una doble expectativa: ganar el proyecto de curaduría y viajar a nuestro país para conocer Buenos Aires, algo que también les provocaba mucha ilusión.

Obtuvieron el primer premio con una propuesta que fue más allá de las bases, ya que la idea inicial era que se construyera en Barcelona y se trajera en barco hasta Buenos Aires. Así empezó a gestarse una idea centrada en la racionalidad y la austeridad tanto en las decisiones referentes al proyecto como a su materialidad.

Propusieron un proyecto pensado en módulos, con materiales simples (placas de madera OSB y estructura de caños de hierro) que con una buena documentación pudiera construirse en Buenos Aires y que luego que sea desarmado pueda reutilizarse aquí. Walter Barroso y Mariana Cavilli estuvieron a cargo de la construcción con la documentación que mandaron desde España,

"La idea inicial era traer a Buenos Aires un pedazo de Barcelona. Las plazas son sitios muy importantes en nuestra ciudad. Son lugares de encuentro, donde se hacen fiestas, sitios de relación, en el verano se usan para hacer cine al aire libre. No queríamos hacer un auditorio, queríamos hacer un lugar donde podías pasar y quedarte a ver el documental que presentamos sobre las obras o pudieras seguir de largo a ver el resto de la muestra, todo con mucha libertad", relató David Aceves el día de la inauguración de la muestra "Barcelona, arquitecturas de una ciudad".


Recomienda esta nota: