03/12/2017

Actualidad

infraestructura

Vidal dispondrá de $ 71.000 millones para obras públicas en el 2018

A los $ 40.000 millones que consiguió por el Fondo del Conurbano, se suman otros $ 31.000.

ARGENTINA.- La provincia de Buenos Aires y su gobernadora, María Eugenia Vidal, se beneficiarán el año próximo con casi el triple de recursos de la Nación para ejecutar obras públicas respecto de 2017. Vidal no sólo recibirá los 40.000 millones de pesos acordados en el Consenso Fiscal con el resto de los gobernadores; además, el proyecto de presupuesto 2018 enviado al Congreso le asigna otros $ 31 mil millones para gastos de capital, es decir, para obras de infraestructura.

Con $ 71 mil millones en su haber sólo para el año próximo, la gobernadora Vidal queda como la gran ganadora del reparto de la torta de recursos públicos entre la Nación y las provincias. Esa partida se incrementará sensiblemente desde 2019, año clave en el que Vidal podría competir por su reelección; en efecto, a partir de entonces Buenos Aires recibirá, como piso, una compensación de $ 65.000 millones vía Consenso Fiscal -$ 25.000 millones más que en 2018-, al que se sumará la asignación en concepto de gastos de capital que le realice la Nación vía ley de presupuesto 2019.

Fuentes de la Casa Rosada confirmaron a LA NACION este esquema de doble asignación de recursos para el distrito más poblado del país. "Una cosa es lo que recibirá Buenos Aires vía Consenso Fiscal por compensación del Fondo del Conurbano Bonaerense (FCB), que Vidal anunció que destinará a obras de infraestructura. Por cuerda separada está la ley de presupuesto y la distribución de fondos para gastos de capital entre todas las provincias, entre ellas Buenos Aires -indicaron-. Este distrito recibirá en 2018 $ 31.000 millones, monto similar en términos reales a lo que se asignó en años anteriores. Dentro de esta partida hay más de $ 5000 millones del Fondo Federal Solidario que se distribuye según los coeficientes de coparticipación".

Con este esquema, el gasto por cada habitante bonaerense en obras de infraestructura subirá casi el triple en 2018: de los actuales $ 1524 pasará a $ 4277 anuales en 2018. Aun así, otras provincias la superarán en el ranking: por caso, Tierra del Fuego, con una partida asignada de $ 1646 millones en el proyecto de presupuesto, recibirá $ 10.806 anuales por habitante en concepto de gastos de capital. En Río Negro, una de las provincias más beneficiadas del presupuesto 2018, cada habitante percibirá $ 9812 por el mismo concepto.

Desde el Gobierno justificaron este crecimiento exponencial de recursos a Buenos Aires. "La situación en infraestructura que tiene la provincia no es la deseada, lo que justifica la compensación que recibirá por el Consenso Fiscal. Aun así, su participación (en el presupuesto nacional) se encuentra por debajo de lo que representa Buenos Aires en términos de población del país. A su vez, sólo recibe sólo 18% de las transferencias automáticas de la Nación cuando la ley de coparticipación establece que debe recibir 21%", indican.

Más allá de las explicaciones, está claro que Buenos Aires es la gran favorita en el presupuesto 2018. Además de los 31 mil millones que le asignará la Nación para gastos de capital y de las obras plurianuales previstas, la mitad de los proyectos de participación público privada (PPP) que figuran en la iniciativa -que en total suman 21.000 millones de dólares- están asignados al distrito que comanda Vidal. Habrá que ver si la oposición realiza algún planteo en el Congreso ante esta avalancha de recursos que recibirá Buenos Aires y su gobernadora. El mes próximo ambas cámaras tienen previsto discutir todas las reformas y leyes tributarias y fiscales que envió el Poder Ejecutivo, incluido el Consenso Fiscal y el proyecto de presupuesto 2018.

El peronismo es conciente de que, en un contexto de abundancia, será difícil ganarle al oficialismo y recuperar en las próximas elecciones la provincia más importante del país. Ante esta situación, ¿reclamará que se le rebane a Vidal la partida destinada a obras públicas en el presupuesto 2018?

Por ahora, entre los gobernadores y sus legisladores en el Congreso reina un clima de resignación. El Consenso Fiscal que suscribieron con el Gobierno, si bien encumbra la figura de Vidal, significa también un salvavidas para las provincias. Y no hay ánimo para hacer olas, admiten.

"La actualización del Fondo del Conurbano Bonaerense significaba una espada de Damocles sobre las provincias; si la Corte fallaba a favor de Buenos Aires se fundían. Con este Consenso Fiscal la Nación decidió hacerse cargo. Les quitó un peso de encima. Buenos Aires se lleva una compensación sideral, es cierto, pero el riesgo era que fuera a costa nuestro", explicó, a manera de justificación, un encumbrado legislador que responde a un gobernador peronista del norte.


Recomienda esta nota: